1

Mantra AaD GURAY PREMAL‏

La función que cumplen los mantras es la de purificarnos del velo de la negatividad, de la ignorancia, desarrollar en nosotros cualidades positivas y acercarnos al “Despertar”.

Este es un mantra de protección. Rodea el campo electromagnético con luz protectora, y significa:

Ad Guray Nameh – Me inclino ante Dios, el gran GURU
Jugaad Guray Nameh – Me inclino ante Dios, el gran GURU tejido a través de los tiempos.
Sat Guray Nameh – Me inclino ante el Verdadero Dios, el gran GURU, la Verdadera identidad del YO
Siri Guru Devay Nameh – Me inclino ante Dios, el gran GURU cuya Gran Gloria será siempre.

*Gurú significa: lo que nos lleva de la oscuridad (Gu) a la luz (Ru)

 

Anuncios
0

OM NAMAH SHIVAYA

Este es un mantra excepcionalmente antiguo. Es un mantra puramente shivaico, aunque lo utilizan los adeptos de otras tradiciones indias.

Shiva es el Poder Cósmico. Esta individualizado en cada ser humano. Es el Maestro Interior, la Naturaleza Real, el propio ser que no es más que el Ser Cósmico.

Este es un mantra de invocacion a lo más genuino y real de uno mismo, al propio poder nuclear, a la inteligencia primordial.

En castellano, este mantra o invocación se puede expresar:

“Invoco a mi Ser Interior.”

Es una fórmula mística para interiorizarnos, ir mas allá de las estructuras de la mente pensante, reencontrar nuestro ángulo de quietud y pecibir lo mas genuino.

Al recitar el mantra hay que interiorizarse tanto como sea posible, situarse como testigo de la mente, enfocarse allí donde nace el mantra y mas allá de donde surge.

Swami Muktananda explicaba:

“Este es el gran mantra liberador. Significa: “Me inclino ante Shiva.”
Shiva no es hindú, ni musulmán, ni budista, ni cristiano. El es tu propio ser. Es el ser de todos.

Shiva es la suprema felicidad. Shiva es el amor ilimitado. Shiva es todopoderoso.

Repite siempre el nombre de Shiva.

Este mantra invoca al gurú interior, al maestro que reside mas allá del ego. Hay que irse absorbiendo más y más en uno mismo, allende las actividades psicofisicas, sin dejarse tomar por los pensamientos. Enfocándose hacia adentro, la mente se funde en su propia fuente.

Este antiguo y tradicional mantra puede repetirse asociándose o no con la respiración. Se repite asociado con la inhalación y con la exhalación.

Si no se repite asociado con la respiración, el practicante ira hallando el ritmo y frecuencia de repeticion que mejor venga con la sustancia de su mente.

0

OM MANI PADME HUM

Los mantras son interpretados de varias maneras por sus practicantes, o simplemente como meras secuencias de sonidos cuyos efectos caen fuera de una posible definición estricta. En el caso de este mantra en particular y, en los intentos por capturar en palabras su sagrada resonancia, suele ser traducido en muchas ocasiones como “la joya en el loto del corazón”.

Un modo de trabajar con este mantra es expandir su significado, determinando por ejemplo que las vibraciones de las seis sílabas de su composición representan y favorecen la purificación de los seis reinos de la existencia:

El mantra Om Mani Pädme Hum es fácil de decir pero muy poderoso, porque contiene la esencia de todas las enseñanzas.

Su escritura en Sánscrito, el lenguaje sagrado de la India es así: Cuando dices la primera sílaba “Om”está bendecida para ayudarte a lograr la perfección en la práctica de la generosidad.

“Ma” ayuda a perfeccionar la práctica de la ética pura, y

“Ni” ayuda a conseguir la perfección en la práctica de la tolerancia y paciencia.

“Päd”, la cuarta sílaba, te ayuda a lograr la perfección en la perseverancia.

“Me” te ayuda a lograr la perfección en la práctica de la concentración.

La sexta y última sílaba “Hum” te ayuda a lograr la perfección en la práctica de la sabiduría