1

Bajos Astrales

Los practicantes de la magia negra utilizan el llamado “bajo astral” para dominar y hacer daño. El bajo astral es una zona intangible, de otro plano de existencia (otra dimensión), donde se mueven seres negros, entes también llamados ‘bajos astrales’ y que, al ser invocados, traen siempre dolor, malestar y sensaciones y sentimientos no deseados.

Pero también sucede que muchas veces, somos nosotros mismos quienes llamamos o atraemos, aunque sea sin darnos cuenta, a los seres oscuros del bajo astral. Les permitimos acercarse a nuestro plano material, contactar con nuestro mundo, a través de nuestros pensamientos de odio, envidia, venganza o malestar, y que dirigimos hacia quien creemos que nos ha lastimado, o sentimos que nos molesta. Los seres negros se pegan a las paredes de las casas y a nosotros mismos, por lo que es difícil desprenderse de ellos. Y por esa misma razón, los lectores deberían tener esto bien en cuenta, antes de permitirse o fomentar pensamientos negativos hacia alguien. Siempre es mejor llenarse de luz, vibrando en positivo y enviando esas ‘buenas vibraciones’ a los demás, ya que las ‘malas vibras’ siempre aportan negatividad.

Así es: los sentimientos negativos como los miedos, la envidia, la ira, la depresión, etcétera, son los generadores de esa energía nociva, oscura y negativa que muchas veces se deposita en los hogares produciendo extraños fenómenos o ruidos, que comúnmente son confundidos con espíritus o almas de personas fallecidas. Esta negatividad, como ya indicamos antes, mayormente transita en lo que se llama “bajo astral”, que es la zona del plano astral más densa y más cercana al plano terrenal. Dentro del astral hay diferentes niveles y, para entender un poco más este concepto de ‘mundo o plano astral’, nos ayudará el saber que, simultáneamente a este mundo en el que vivimos y al que llamamos tridimensional, existen otras dimensiones paralelas, que no las podemos ver ni percibir porque se encuentran en una “frecuencia vibratoria” distinta a la nuestra, y que no ocupan el volumen ni el espacio tal como lo conocemos. Una de estas dimensiones paralelas, la de mayor densidad y la más ‘baja’ o cercana a nosotros, es la que alberga a estas entidades negativas y se denomina ‘bajo astral’.

Cuando hablamos de ‘bajos astrales’ o ‘seres negros’, estamos haciendo referencia a entidades espirituales de muy baja vibración energética que, debido a diversos motivos y a pesar de estar ya desencarnados, “conviven” a nuestro lado sin nosotros notarlo, precisamente porque hay pocos seres humanos que tengan la capacidad de verlos y percibirlos. Y en no pocas ocasiones, uno de estos ‘bajos astrales’ se ‘enquista’ a la espalda de una persona y comienza a tratar de perjudicarla a través de sus vicios y debilidades, ya sean éstas de índole adictivo (drogas, alcohol, tabaco, sexo) o afectivas (celos, envidia, desconfianza)… A esta acción del ‘bajo astral’ se la llama también ‘contagio’ y es una de las formas conocidas de posesión.
Por tanto, quien tiene alguna de estas debilidades o vicios, el ‘bajo astral’ se las aumenta hasta límites elevados, hasta el punto en que a esas personas contagiadas les comienza a resultar imposible la convivencia con su entorno, ya sea laboral o familiar. Pero también puede ocurrir que ese ‘contagio’ ocurra en personas que estén libres de las antes citadas debilidades. En estos casos, y a causa de las malas energías que emiten dichas entidades, una situación de vida que hasta ese momento era normal, comienza a tener inconvenientes y complicaciones que la persona afectada no sabe con certeza de dónde provienen. Debemos entonces protegernos (si es necesario recurriendo a la ayuda de un parapsicólogo o de un experto en estas temáticas) de estas agresiones que, pese a ser invisibles e imperceptibles, en muchos casos pueden cambiar peligrosamente la vida de muchísimas personas.

Obsesiones e impregnacionesLa obsesión espiritual es otra de las formas de posesión que se conocen, y es algo más intensa -y por ende también más dañina y perjudicial- que la denominada ‘contagio’ o ‘enquistamiento’. Se produce cuando un ‘bajo astral’ se ‘pega’ a una persona con fines altamente negativos, y ésta pasa a ser y estar inmediatamente “obsesada” por estas negativas entidades espirituales. En estos casos, suelen producirse fuertes dolores de cabeza, contracturas y hasta dolores de espalda y/o cervicales; y puede ocurrir también que surjan pensamientos destructivos que lleven a un individuo a un comportamiento extraño y agresivo, contra los demás o contra sí mismo, y sin ningún motivo aparente. Cuando esto ocurre, debe realizarse un proceso de “desobsesión” y quien lo lleve a cabo debe conocer bien el trato a dar al “obsesor”, es decir, al bajo astral o ente oscuro. Hay que indicar claramente y recalcar que estos casos son auténticos casos de ‘posesión’ y que por tanto, para resolverlos hace falta y es necesario un completo exorcismo, en una de las modalidades que existen de dicho ritual. Hay distintos tipos de “obsesiones”, pero para todos ellos existen soluciones, y la persona, una vez exorcizada y liberada, recupera rápidamente su estabilidad emocional y física. Es muy importante solucionar estos casos lo antes posible, pues de lo contrario, cuando se pasan los límites tolerables, el individuo o persona afectada puede llegar rápidamente a padecer esquizofrenia.

Por otra parte, las impregnaciones espirituales se producen cuando alguna frecuencia energética negativa, o también un ‘ente negro’ o ‘bajo astral’, se incorpora o penetra en algún tipo de material, ya sea pared, techo, piso, muebles, etcétera, de una casa o negocio; y asimismo pueden también tener lugar por presencias espirituales de baja vibración energética.

Si el material impregnado es poroso, es factible detectarlas visualmente, ya que pueden llegar a adoptar formas definidas (rostros, figuras de animales, o ser simplemente manchas informes). Puede ocurrir también que cuando en algún lugar hay impregnaciones negativas, aparezcan desagradables manchas de humedad sin ningún motivo “material” que las provoque. Como este tipo de impregnaciones emiten una energía muy negativa, es muy posible que cuando nos encontramos en lugares donde la impregnación se halla presente, comencemos a sentir angustias, tristezas, temores o depresiones, sin conocer realmente el motivo que nos provoca estos sentimientos negativos. Este fenómeno ocurría también en las fotografías (ahora ya cada vez menos, con el auge de las cámaras digitales): no sólo se impresionaba la película con la imagen a fotografiar, sino que podía también impregnarla algo o alguien que no se veía a simple vista en el lugar donde tomábamos la fotografía; en no pocas ocasiones y para nuestra sorpresa, cuando la película era revelada, aparecían distintas entidades espirituales o manifestaciones energéticas de distinta índole.

Existen también las impregnaciones “positivas” y por supuesto, en el lugar donde se encuentran éstas, la emisión de energías es altamente beneficiosa, y ello nos lleva a sentir y experimentar un estado de paz, tranquilidad y serenidad muy satisfactorio.Debemos estar siempre atentos a la aparición de estas impregnaciones para que, si al producirse detectamos o notamos que emiten negatividad, podamos revertir esta circunstancia.

Fuente: Caballeros de la Orden del Sol

0

Proteger tu Aura

Es el hombre el que crea su propia realidad a cada momento, las elecciones que hace ya sean positivas o negativas causaran efectos según el caso. Una vez que se comprende que siempre existe la posibilidad de elegir entre estas dos realidades en cualquier momento se adquiere una enorme responsabilidad.Una de estas posibilidades es una técnica de visualización llamada aura protectora. Que puede emplearse para contribuir a crear actitudes positivas. Dicha visualización se puede realizar en cualquier parte y resulta más efectiva si se hace con los ojos cerrados.

Pasos para conseguir el aura protectora:

Aleje todos los pensamientos negativos y temores que lo acechan en la actualidad.- Imagine que ha arrojado toda la carga mental que lleva consigo.- Inhale profundamente y exhale al tiempo que grita mentalmente “fuera”. Inhale profundamente y mantenga la respiración durante cinco segundos expulse el aire lentamente para liberar la tensión que aun pudiera quedar.- Repita la inhalación al tiempo que imagina que su cuerpo esta cubierto por una capa de metal dorado.- Llene el interior de este capullo protector dorado con la luz positiva del arcoiris.- Respire esta energía positiva y relájese nuevamente.

COMO PROTEGER EL AURA

Para ello es preciso que la persona aprenda a amar su cuerpo físico y menta, así mismo, la protección videncial debe formar pare de todos los momentos durante la vigilia y debe, a vez, estar grabada en el subconsciente. Este es uno de los aspectos fundamentales de la conciencia de aura y se debe tomar en cuenta siempre para proteger el aura. Una aura debidamente reforzada con amor en si mismo y en la confianza propia, puede llegar a irradiar energía positiva a los demás.

COMO LIMPIAR EL AURA

La limpieza del aura puede aliviar las molestias físicas y mentales, facilitar la respiración, aliviar la fatiga y reducir la tensión, otro de sus aspecto es la ayuda espiritual que otorga al individuo y que al mismo tiempo lo aleja de pensamientos negativos.Para relazar la limpieza del aura se siguen estos pasos.- Coloque a la persona de pie delante de una pared de color liso.- Evite todo tipo de corriente de aire.- Pídale a la persona inmovilidad y silencio durante el proceso.- Pida que cierre los ojos y se concentre en el ser supremo.- Pídale que diga mentalmente una oración.- Para que usted mismo se proteja de carga la enfermedad de dicha persona frote las palmas de las manos sobre una superficie áspera para descargar esas energías.- Con las palmas hacia arriba y ligeramente inclinadas hacia fuera localice el exterior del aura e intente apartar la suciedad.- Empiece el proceso desde los pies para posteriormente subir a la cabeza- Al llegar a la parte superior de la cabeza aparte sus manos y ore para pedir que la suciedad que a retirado del aura penetre en la tierra donde no pueda causar daño a nadie. Con el objeto de que la suciedad caiga a la tierra incline hacia abajo las palmas de sus manos.- Repita la acción de limpieza de las palmas de sus manos y recomience el proceso. Para completar de manera satisfactoria la limpieza del aura es necesario realizar el proceso por lo menos tres veces.- Al terminar la limpieza pídale a la persona que mantenga su mente apartada de sus problemas.- Una vez que se sienta bien, pídale que se acueste un momento para reposar y relajarce .

0

Principio de Vibración

“Nada esta inmóvil; todo se mueve; todo vibra” -El Kybalion

El movimiento se manifiesta en todo el Universo. La vibración indica el estado de las cosas, puede ser afectada por nuestra mente y nunca se detiene. Ahí radica la importancia de controlar nuestros pensamientos y nuestras palabras que tienen el poder creador (energía en si misma).

Este principio que dice que nada esta inmóvil fue enunciado hace cientos de años por los maestros en el antiguo Egipto y ha sido confirmado en los últimos años por la ciencia moderna que afirma que lo que llamamos materia y energía no es más que modos de movimiento vibratorio.

Desde chicos nos enseñan que toda materia manifiesta algún grado (la vibración producida por la temperatura o el calor). Esté un objeto frío o caliente (siendo ambos diferentes grados de la misma cosa) manifiesta ciertas vibraciones calóricas. También hemos aprendido que todas las partículas de la materia están siguiendo un movimiento circular, desde los corpúsculos hasta los astros. (Los electrones, iones, etc. dentro del átomo como los planetas sobre su eje, alrededor del sol, los soles alrededor de puntos centrales mayores y así sucesivamente).

La ciencia dice que la luz, el calor, el magnetismo y la electricidad no son más que formas de movimiento vibratorio relacionado de alguna manera con el éter o probablemente emanado de él.

Los científicos aun no tratan de explicar la naturaleza de la cohesión (principio de atracción molecular), ni la afinidad química (principio de atracción atómica); ni de la gravitación (principio de atracción por el cual toda partícula o masa de materia se siente atraída hacia toda otra partícula o masa)… lo que sí, es que los estudiosos se inclinan a pensar que estos son también manifestaciones de alguna forma de energía vibratoria.

Si tomamos un objeto y lo ponemos a girar lentamente podemos verlo fácilmente, pero no sentimos el menor sonido. Aumentándose gradualmente la velocidad comenzamos a percibir una nota baja o grave, conforme sigue aumentando la velocidad, la nota se va elevando en la escala musical, cuando el movimiento llega a cierto límite se llega a la última nota perceptible por el oído humano, si la velocidad sigue aumentando, solo seguirá el silencio pues la intensidad del movimiento es tan alta que no podemos registrar sus vibraciones.

Entonces comenzamos a percibir grados de color, comenzando por el rojo vino que va haciéndose cada vez más brillante, si la velocidad aumenta se convertirá en naranja, luego en amarillo y seguirán sucesivamente el verde, azul, añil hasta aparecer el matiz violeta. Si la velocidad acrecienta más aun entonces desaparece todo color porque el ojo humano ya no puede registrarlo y comienzan a manifestarse los Rayos X y más tarde a emanarse la electricidad y el magnetismo.

Cuando el objeto ha alcanzado cierto grado de vibración sus moléculas se desintegran, revolviéndose en sus elementos originales o átomos, luego los átomos según el principio de vibración se separarían en innumerables corpúsculos o electrones y finalmente a la larga estos desaparecerían y entonces podríamos decir que el objeto está compuesto de substancia etérea.

La ciencia no se atreve a llevar la ilustración más allá, pero los herméticos dicen que si las vibraciones continúan aumentando el objeto pasaría sucesivamente por estados de manifestación superiores, llegando al plano mental y después espiritual, hasta ser por ultimo absorbido en el TODO que es el espíritu absoluto.

El éter cuya existencia postula la ciencia sin comprender claramente su naturaleza, es la manifestación superior de la materia o substancia etérea y esta es de tenuidad y elasticidad extrema, llenando así el espacio universal, sirviendo como médium de transmisión para las ondas de energía vibratoria como el calor, la luz, etc. La substancia etérea es el eslabón de unión entre la modalidad de energía vibratoria que conocemos como materia con lo que conocemos como fuerza o energía.

Desde el TODO, que es puro espíritu, hasta la más grosera forma de materia está en vibración; cuanto más alta se encuentra, tanto más elevada es su posición en la escala. La vibración del espíritu tiene una intensidad infinita y de igual forma mientras más débil la vibración más densidad existirá en él.

Una perfecta comprensión de este principio habilita al estudioso a controlar sus propias vibraciones mentales, así como las de los demás.

Los maestros también emplean esta ley para conquistar los fenómenos naturales ¿Cómo? La doctrina hermética afirma que el pensamiento, emoción, razón, voluntad, deseo o cualquier estado mental esta acompañado de vibraciones las cuales se emanan hacia el exterior y tienden a afectar las mente de los demás por inducción. Esta es la causa de la telepatía, de la influencia mental y de otros efectos del poder de una mente sobre otra. Cualquier individuo podrá alcanzar este estado de transmutación mental con la debida instrucción, ejercicio y práctica.

Como dijo un antiguo y sabio maestro: “El que comprenda el principio vibratorio ha alcanzado el cetro del poder” -AD