1

La Intuición

“La intuición es un don sagrado y la razón su sirviente. Creamos una sociedad que honra al sirviente y olvido el don”  -Einstein

Es curioso observar como ahora la neurociencia empieza a confirmar cuestiones que hasta hace poco más de 20 años se consideraban absurdas o esotéricas.

Según los actuales neurocientíficos -y me acabo de parecer a Punset escribiendo- la intuición, tan desdeñada y criticada a lo largo de la historia, es mucho más fiable a la hora de tomar decisiones y de dirigir nuestra conducta que el pensamiento racional y lógico. Nuestra conducta se rige más por cuestiones emocionales e intuitivas que por pura racionalidad lógica.

Como consecuencia de la inercia del viejo paradigma en el que, “si la ciencia lo dice, así tiene que ser”, continuamos esperando a que la ciencia verifique ciertas cosas para atrevernos a experimentarlas. Para los que lo hemos experimentado, en cambio, observamos que la ciencia, tal cual, nunca podrá alcanzar el arte y el saber que surge de la experiencia. Por eso están emergiendo…nuevos paradigmas científicos integradores que resaltan el papel de la experiencia, las emociones y el sentimiento como canal integrador para el saber.

La intuición, hoy en día, está siendo muy bien estudiada por la neurociencia. Ya han ubicado la zona cerebral responsable del pensamiento intuitivo (hemisferio derecho en sincronía con el izquierdo), ya han registrado las distintas ondas cerebrales que acaecen cuando entramos en distintos estados de conciencia, ya han comenzado a implementar programas para el desarrollo de estas habilidades… y la cosa continúa. Pero ¿qué es la intuición?

Clásicamente se habla de intuición como el acceso a un saber certero sin mediación de procesamiento racional alguno. Es un saber que llega sin saber cómo lo sabes. Carl Jung fué quizás de los primeros en hablar y estudiar el dominio intuitivo -que él llamó supramental- como fuente principal de sabiduría arquetípica. Lo cierto es que la intuición está íntimamente ligada a la capacidad del ser humano de percibir el aspecto más sutil y energético de la realidad. La intuición abarca y engloba capacidades como la clarividencia, la clariaudiencia y la clariestesia, habilidades que surgen como consecuencia de integrar nuestro YO profundo con nuestro yo superficial (ego).

“Todo lo que existe está envuelto en un campo de energía vital y creativa que le da sentido y el ser humano posee los sentidos adecuados para acceder a esta realidad más sutil, interpretar la información aquí presente y vehiculizarla de manera adecuada, encontrando nuevas respuestas creativas y generativas que impulsen el desarrollo y la evolución del saber humano”.

La intuición está directamente relacionada con la evolución de la conciencia humana

 “A medida que el ser humano va desplazando su nivel perceptivo desde los sentidos sensoriales exteriores, encargados de percibir y permitirnos relacionarnos con la realidad física, hacia los sentidos interiores, sentidos más sutiles que nos permiten relacionarnos con esa realidad mayor y trascendente que nos envuelve y que somos, vamos encontrando nuevas maneras de ser y de estar y van emergiendo nuevas respuestas adaptativas que impulsan la propia evolución de la creatividad humana.”

La intuición es el vehículo capaz de integrar ambas realidades, la exterior y la interior dentro de un marco perceptivo más amplio y coherente donde recuperar el sentido de sacralidad por la vida y desde donde comenzar a manifestar nuevas respuestas y comportamiento adaptativos de elevado nivel. La intuición está relacionada con esa parte eterna de nuestra conciencia, el alma y supone un canal que nos permite conectar con nuestra fuente de sabiduría interior, con nuestro poder creativo más elevado, movilizando la infinidad de recursos y energías arquetípicas que están presentes en nuestro interior.

La intuición tiene distintos grados de profundidad. Nosotros en nuestra escuela hemos dividido de manera didáctica tres niveles de desarrollo intuitivo.

-El primer nivel tiene que ver más con el cuerpo, con la presencia y con el estado de atención alerta. Este primer nivel se despierta al activar y estimular nuestros sentidos físicos, los cinco sentidos sensoriales que nos permiten interactuar con el entorno, con la realidad física. La intuición está íntimamente ligada a nuestros instintos y sigue más o menos un principio impulsivo que nos empuja a actuar automáticamente ante la presencia de determinados estímulos. El primer paso para comenzar a funcionar más intuitivamente en este nivel es el de comenzar a relacionarte con la realidad de manera causal y no casual. Cuando nos atrevemos a modificar nuestras creencias y a experimentar que nada de lo que nos ocurre es causa del azar sino de la sincronía comenzamos a relacionarnos de otra manera con este misterio que llamamos vida. La creencia en la casualidad es una creencia que quita poder. Nos pone en una situación de víctima, de meras marionetas, perdiendo así la posibilidad de disfrutar plenamente de la vida. Pero si nos atrevemos a cambiar esta creencia básica por una nueva, como puede ser “nada es por casualidad, todo tiene un sentido para mi vida”, estamos reclamando nuestro poder co-creador de la realidad. Si nada es casual todo lo que nos ocurre responde a un para qué. Este para qué nos pone en dirección, activa nuestros recursos internos y externos y nos invita a fluir con la vida, estando atento a las señales que nos muestra, orientándonos por el camino más fácil para nuestro desarrollo. Este primer nivel intuitivo corresponde con nuestra naturaleza más animal y tiene a los instintos como fieles aliados para la conservación y el desarrollo evolutivo de nuestra vida.

La mejor herramienta para activar este primer nivel intuitivo es el movimiento físico. Danzas tribales, danza movimiento, danza contact intuitiva, Biodanza y fundamentalmente Indanza son las herramientas integrativas más adecuadas para comenzar a activar nuestra sensibilidad hacia la vida, nuestros instintos y nuestra intuitición.

El segundo nivel de desarrollo intuitivo  implica un salto cuántico en la naturaleza de nuestra percepción. Implica ir más allá del aspecto físico para adentrarnos en el aspecto más emocional y energético de la existencia. En este segundo nivel emerge la inteligencia emocional de manera natural, esa capacidad que tenemos de percibir nuestras emociones, nuestros sentimientos y las emociones y sentimiento de los demás. La empatía, la capacidad de distinguir y discernir entre lo que es mío y lo que es del otro, el manejo emocional, la templanza, la serenidad son aspectos que se despiertan al desarrollar este segundo nivel intuitivo.  En este nivel surge la transformación e integración de nuestra naturaleza más humana, nuestro ego. Y asociado al ego es necesario hablar del concepto de sombra.

La sombra es el aspecto emocionalmente denso, asociado a nuestro ego (aunque también y en parte asociado a nuestra alma) que cargamos como consecuencia de la evolución de nuestra vida como almas. La sombra es esa parte “inconsciente” que condiciona nuestro comportamiento y que se gesta no sólo en las experiencias que tenemos en esta vida sino también en nuestra experiencia previa como almas. Hay sombras que se forman en esta vida, en nuestras experiencias primarias al nacer (protovivencias) o durante nuestro desarrollo y hay otras sombras que vienen de nuestro linaje familiar y de nuestra historia evolutiva a lo largo de muchas vidas. Para desarrollar la inteligencia emocional e intuitiva de segundo nivel es fundamental disipar la sombra, transformar esa sombra para permitir que la luz del alma o de nuestra conciencia más profunda se unifique e integre con nuestro ego, con nuestra personalidad. Este proceso nosotros lo llamamos de “sufrimiento eficiente” y es, de por sí, tremendamente transformacional porque nos abre a una nueva identidad más transparente a nuestro lado más trascendente. Supone una auténtica renovación existencial y una apertura profunda de nuestro corazón. Este proceso nos lleva a re-cordar quiénes somos y para qué estamos aquí. (Re-Cordar viene de re=volver y cordar=cardio=corazón). La disolución de nuestra sombra nos permite ver sin filtros, totalmente abiertos a la información y a la energía que fluye constántemente, tanto en nuestra relación con nosotros mismos como con los demás y con el universo, con la realidad multidimensional de nuestra conciencia. Esto nos lleva al tercer nivel de desarrollo intuitivo.
La intuición de tercer nivel implica una relación constante con nuestra naturaleza como almas. Supone un salto integrativo con nuestra tercera naturaleza, nuestra naturaleza divina y eterna. De alguna manera comenzamos a ser canales diáfanos de la inteligencia de la vida, héroes de nuestras propias creaciones, de nuestra propia realidad. Al identificarnos plenamente con nuestra realidad profunda, esa realidad que está más allá de las formas, comienza a fluir una energía de amor, de paz y de compasión a través de nosotros. Es el fin del miedo. En este nivel de desarrollo comienzan a activarse capacidades que antes eran llamadas extrasensoriales pero que realmente son capacidades sensitivas plenas y multidimensionales. Nuestros sentidos interiores dan un paso más y comenzamos a percibir aspectos más profundos de la matriz creativa de la vida. Podemos viajar en el tiempo, podemos percibir a seres de otras dimensiones de conciencia, podemos comunicarnos con los guías, con los espíritus, con los elementos de la naturaleza….De alguna manera el chamán, el mago, el guerrero de la luz, el maestro, el sanador, el Cristo interno, el Buda interno… se revelan, se desvelan, se despiertan en el centro de nuestros corazones y surge el servicio incondicional hacia la vida y sus expresiones. La clarividencia, la telepatía, la comunicación multidimensional, la bilocación, los viajes astrales… se convierten en posibilidades factibles y posibles. Aquí comienza realmente el auténtico camino. En este tercer nivel simplemente SOMOS y hacemos aquello que fluye desde nuestro corazón. Como diría Joseph Cambell este tercer nivel representa el camino del héroe.

Todo este camino o proceso supone una regeneración transformacional de nuestra identidad humana. La tendencia evolutiva de la vida es hacia este tercer nivel. Los niños que vienen naciendo en esta última década ya vienen con estas cualidades intuitivas desarrolladas pero si no les damos el espacio armónico suficiente y los educamos consciente e intencionalmente para el manejo adecuado de estos dones pueden bloquear estas capacidades y caer en situaciones de riesgo para su desarrollo.

Este sencillo ejemplo explica someramente el proceso de la evolución del ser humano. Desde una identificación con las formas a una identificación más allá de las formas todos estamos llamados a transitar por este sendero estrecho, atravesando nuestra sombra con confianza y fe para poder saber lo que realmente es la luz. Y todo esto ocurre más allá de las palabas, más allá de nuestra tendencia a pensar y a comprender intelectualmente lo que nos pasa.

Una vez más se trata de “sentir para saber”

“La Divina Conciencia nos habla a través de la intuición y las casualidades” – James Redfield

0

La Practica del no sufrir

La siguiente práctica es la del no sufrir, lo cual quiere decir no escribir historias sobre nuestro dolor. Aquí nos abrimos a la posibilidad de aprender directamente de la infinita sabiduría del Universo –ya no necesitamos padecer las mismas desgracias una y otra vez-. Sin embargo, es imperativo que aprendamos nuestras lecciones o acabaremos perpetuando nuestra propia infelicidad. En Oriente, a esto se le llama romper el ciclo del karma y entrar en el dharma. Los laicas lo llaman practicar el «éxtasis».

El sufrimiento se produce cuando formas una historia en torno de los hechos. En algún momento, vas a perder a uno de tus padres, o a un ser querido o un empleo, y entonces podrás convertir este hecho en un relato tan dramático como desees. Por ejemplo, te puedes decir a ti mismo: «Ahora ya no tengo madre, nadie va a cuidar de mí». Esto se convertirá en algo enorme, y los otros te verán siempre como «la persona que ha perdido a su madre».

A menudo decidimos lo importante que nuestra historia debería ser guiándonos por la opinión de los demás, de la misma forma que cuando un niño pequeño se cae, mira inmediatamente a su madre, como preguntando: « ¿Cómo de grave ha sido la caída? ¿De qué forma debo comportarme?». Luego crea una historia que se ajuste a la intensidad de la reacción de su madre. De la misma manera, nos rodeamos de amigos que se compadecen de nosotros; sin embargo, al hacer esto, les permitimos colaborar en nuestra historia de víctima, e incluso agrandarla. Puede que nos digan que no deberíamos estar irritados con nuestra situación; ¡deberíamos sentirnos furiosos! O puede que reconozcan que tenemos todo el derecho de sentirnos fatal o profundamente resentidos. En cualquier caso, con su aliento, creamos una historia dramática en que la gente se aprovecha de nosotros, no nos comprende y nos maltrata.

Buda vino a enseñarnos que aunque el sufrimiento es parte de la condición humana, no es necesario. Esto no quiere decir que el dolor no exista –el dolor es inevitable porque todos tenemos un sistema nervioso que siente el fuego y la pérdida-. Como les suelo decir a mis alumnos, si quieres comprender la diferencia entre el dolor y el sufrimiento, prueba lo siguiente: cuando te estés dando una agradable ducha caliente, gira la llave hacia la posición de frío, pero hazlo en dos etapas. Primero, coloca la mano sobre el grifo y nota cómo tu cuerpo se estremece en anticipación a lo que va a suceder –esto es sufrimiento-. Luego, cuando gires de golpe la llave hacia la posición de frío, lo que vas a experimentar es dolor. Como puedes ver, el sufrimiento y la angustia suceden cuando te pones a pensar en lo fría que va a estar el agua y lo mucho que te va a doler cuando la sientas golpeándote la piel.

Cuando un dentista administra un anestésico local, puede extraerte un diente y no vas a sentir el menor dolor. Sin embargo, sí sentirás una sensación de tracción o presión. Deberíamos ser capaces de relajarnos totalmente, conscientes de que no sentimos ningún dolor, pero nuestra mente comienza a pensar en la experiencia en cuestión: «Ése es el sonido del taladro, y ¡realmente me está sacando un diente!». Nos ponemos nerviosos y nos sentimos incómodos porque estamos creando una historia en torno a un dolor que ni siquiera estamos sintiendo.

Cuando practicas el no sufrir, aceptas los hechos de la vida y las lecciones que han venido a enseñarte. Si estos hechos son dolorosos, naturalmente vas a sentir ese dolor, pero no lo intensificas agravando la historia y diciéndote a ti mismo: «Esto es devastador. No puedo soportar el sufrimiento de vivir sin mi pareja. Es demasiado grande. Me va a destruir».

Después de haber perdido a un ser querido, es natural que tus sentimientos de tristeza se activen de vez en cuando. Puedes experimentar esa pena y escribir un relato heroico en que el dolor sea una parte importante de tu curación, o una historia que te confirme como víctima y te condene a un sufrimiento aún mayor. Puedes pensar: «Yo lo amaba tanto… Él me dio tantas cosas buenas, y le estoy agradecido por eso. Fue maravilloso tener ese tipo de relación con otro ser humano, y me gustaría tener otra así algún día». O puedes decir seguir diciéndote a ti mismo: «No puedo creer que haya muerto. Es tan injusto… Nunca lo superaré». Como ya sabes, cada historia es una profecía que se cumple a si misma. La primera promueve la curación, y la segunda, el sufrimiento. Una vez renuncies a aferrarte al sufrimiento, podrás dejar de aprender tus lecciones a través de traumas, conflictos y mala suerte – y serás capaz de comenzar a aprender directamente del conocimiento en sí.

Tomado del Libro Las Cuatro Revelaciones del Dr. Alberto Villoldo, esta práctica forma parte de la primera revelación.

Fuente: Bogar Blancarte

0

Somos lo que pensamos

Somos las únicas criaturas en la superficie de la Tierra capaces de transformar nuestra biología mediante lo que pensamos y sentimos.

Nuestras células están constantemente observando nuestros pensamientos y siendo modificadas por ellos.

Un ataque de depresión puede arrasar nuestro sistema inmunológico; serenarse, al contrario, puede fortificarlo tremendamente.

La alegría y la actividad armoniosa nos mantienen saludables y prolongan la vida.

El recuerdo de una situación negativa o triste, libera las mismas hormonas y sustancias biológicas destructivas que el estrés.

Sus células están constantemente procesando todas sus experiencias y metabolizandolas de acuerdo con sus puntos de vista personales.

No se puede simplemente captar datos aislados y confirmarlos con un juzgamiento.

Usted se transforma en la interpretación cuando la internaliza.

Quien está deprimido proyecta tristeza por todas partes del cuerpo.

La producción de neurotransmisores a partir del cerebro se altera, el nivel de hormonas varía, el ciclo del sueño es interrumpido, los receptores neuropeptídicos en la superfície externa de las células de la piel se modifican, las plaquetas sanguíneas se tornan más viscosas y más propensas a formar grumos y hasta sus lágrimas contienen trazos químicos diferentes al de las lágrimas de alegría.

Todo este perfil bioquímico será drásticamente modificado cuando la persona se sienta tranquila.

Estos hechos confirman la gran necesidad de usar nuestra consciencia para crear los cuerpos que realmente necesitamos

El proceso de envejecimiento puede ser neutralizado cada día.

Shakespeare no estaba siendo metafórico cuando a través de su personaje Próspero dijo: ” Nosotros somos hechos de la misma materia que los sueños”.

¿Usted quiere saber cómo está su cuerpo hoy? Entonces recuerde lo que pensó y sintió ayer.

¿Quiere saber cómo estará su cuerpo mañana?

¡Observe sus pensamientos y emociones hoy!

¡¡Recuerde que al abrir su corazón y su mente evitará que algún cirujano lo haga por usted!!

La medicina esta en ti y tu no la usas.  La enfermedad viene de ti mismo y no te das cuenta.

-Hansrat Ali

0

Rompiendo el hechizo

Lo que estoy a punto de delinear es la información que más quiere suprimir la Hermandad. Es el conocimiento de que tú controlas tu destino y nadie más lo hace. Siempre lo has hecho y siempre lo harás.


Al leer este libro, eso te sonará extraño. Después de todo, ¿no te he contado cómo la Hermandad ha controlado el mundo durante miles de años?. Sí, pero ¿cómo lo han hecho?. Manipulando la manera en que piensa y siente la humanidad. El cómo pensamos y sentimos, crea nuestra experiencia física y si permitimos que una fuerza externa manipule nuestra mente y nuestras emociones, le permitiremos controlar nuestra experiencia física, nuestro destino.

Pero podemos cambiar eso en un instante si retomamos el control de nuestro pensamiento y nuestras emociones. Crear nuestra propia realidad y decidir nuestro propio destino es, en el fondo, un proceso muy sencillo. Puede ser resumido en “Lo que damos es lo que se regresa”. Funciona así….


Nuestra mente y emociones resuenan longitudes de onda de diversas frecuencias dependiendo de cómo nos sintamos y pensemos. Esto se aplica no sólo a nuestro yo consciente, sino también a nuestro subconsciente, esa caldera de pensamientos, actitudes y emociones suprimidos, con los que preferiríamos no tratar. Puedes resonar la vibración de enojo desde ese nivel sin realmente sentir la emoción concientemente en ese momento.

Por ejemplo, un adulto que experimenta rabia contenida sobre su infancia, aún seguirá emitiendo esa frecuencia, aunque no esté conciente de estar enojado. Esto atraerá hacia él, por la ley de atracción vibratoria, otras personas enojadas, consciente o inconscientemente. Yo lo sé, he estado ahí. En las palabras de una canción que escuché en los Estados Unidos de América:

“Cuando te aferras al enojo, ¿adivina qué viene a ti?. Un montón de personas enojadas.”

Nuestras `vibras’ mentales y emocionales, de todo tipo, se transmiten como una serie de modelos de ondas y esto atrae hacia nosotros modelos de ondas similares en forma de personas, lugares, modos de vida y experiencias. Lo que damos, atraemos hacia nosotros. Dentro de este cóctel de vibraciones están nuestros pensamientos y sentimientos conscientes y los modelos astrológicos que asumimos al nacer y/o, algunos dicen, al ser concebidos.

Cuando nacemos, absorbemos el modelo de energía en el campo de la Tierra en el momento y lugar en que entramos en este mundo. Estos modelos dependen de dónde se encuentren los planetas en sus ciclos y, por tanto, cuáles de sus energías afectan más la Tierra. Los campos de energía cambian a cada segundo, así el cuándo y dónde nacimos influyen enormemente en los campos de energía que heredamos. Escogemos dónde y cuándo nacemos para asumir el modelo de energía más adecuado para nuestro plan de vida. Revisa la interminable evidencia de cómo las personas en ciertas profesiones tienden a nacer en el mismo período del año.

La Hermandad Babilónica , especialmente a través del cristianismo y la `ciencia’, ha buscado condenar la astrología, ya sea, como algo maligno o ridículo para alentar a las personas a descartarla. Nuevamente, los cristianos han hecho un excelente trabajo para la Hermandad a este respecto, la mayoría de ellos sin ningún conocimiento de la Agenda que estaban promoviendo.


Este cóctel de vibraciones en interacción atrae hacia nosotros la reflexión de las mismas. Cuando pensamos que somos víctimas y no estamos en control de nuestras vidas, nos sincronizaremos con las energías (gente, experiencias) que resuenan a esa frecuencia. Por tanto creamos una experiencia física victimizada, sin poder. Cuando creemos que las mejores cosas de la vida les suceden a otros, se vuelve realidad, porque no nos estamos conectando con las energías que manifestarán las mejores cosas en la vida.

Cuando crees que nunca tendrás dinero suficiente, no lo tendrás. El dinero es una energía y si vas a atraer esa energía, tienes que hacer una conexión vibratoria con ella. Pensar consciente o subconscientemente que nunca vas a atraer dinero, asegura que estés desincronizado con esa energía y permaneces pobre. La Hermandad sabe esto y han creado un flujo de energía que atrae el dinero hacia ellos. Tenerle miedo a algo es siempre garantía de atraerlo. La energía del miedo atrae similar energía y, de ese modo, eso a lo que le tienes miedo se convierte en tu experiencia física. El miedo a no tener dinero se vuelve la circunstancia en la que no tienes dinero.

El miedo a estar solo, rechazado o atacado, todo se convierte en esa experiencia física, a menos que te encargues de la fuente de energía que manifiesta estas cosas: TÚ. Así que no es bueno culpar a alguien más por tu vida. O la has creado así por tus propios pensamientos y sentimientos o lo ha hecho la Hermandad porque le has permitido manipular tus pensamientos y sentimientos a través de la religión, los medios de comunicación, políticos, médicos, maestros y todo el resto. Cualquiera sea el caso, el responsable por tu vida eres … TÚ.

Temo que no te puedes escapar, estás clavado a ella. Pero entonces esta noticia es simplemente maravillosa. Significa que si creaste la realidad presente que no te gusta, puedes igual de fácilmente crear una nueva realidad que te guste. Tienes el control. Tienes todas las respuestas. Eres el centro de tu propio universo y puedes convertirlo en lo que quieras. Eres simplemente increíble. Siéntelo, vívelo y transformarás tu mundo.


Mi libro, I Am Me, I Am Free (Yo soy yo, soy libre) todo lo que trata es sobre esta necesidad de restablecer nuestros poderes mentales y emocionales porque, a menos que así lo hagamos, nunca podremos ser libres. Pero necesitamos hacer más que eso. Necesitamos liberarnos, sí, pero tan importante como eso, necesitamos liberarnos unos a otros.

Hemos sido manipulados por la Hermandad conduciéndonos a nuestras prisiones personales, y los prisioneros fueron manipulados más todavía para vigilarse unos a otros. La humanidad es ambos: el rebaño y el perro pastor. La Hermandad establece las “normas” religiosas, políticas, médicas y científicas controlando esas profesiones y, por tanto, las normas promovidas por los hipnotizados medios de comunicación. La mayoría de la gente vive entonces su vida dentro de esas normas y les permiten programar su sentido de posibilidad, potencial y qué o quiénes son.

Esta es la cáscara de huevo y si la gente quiere conceder su singularidad y poder infinito de esta manera, bien, que lo haga. No me podría importar menos. Pero lo que pasa es que aquellos que viven en estas prisiones no están satisfechos con eso. Insisten en que todos los demás hagan lo mismo. No es suficiente para ellos creer en una religión, también buscan imponer esa creencia en todos los demás o condenarlos, si no aceptan la visión de la vida de esa religión. No habría guerras religiosas si respetáramos el derecho del otro a creer en lo que quiera, en tanto no lo impongamos.

No tengo problema con que la gente realice rituales satánicos, si todos los involucrados participan por su propia elección mientras están en control de sus propios procesos de pensamiento. ¿Las personas quieren sacrificarse unos a otros y todos los involucrados tomaron la decisión libremente?. Adelante, pero por favor, que alguien limpie la suciedad. Finalmente aprenderán de la experiencia y evolucionarán hacia un nivel superior de comprensión.

Si George Bush, Henry Kissinger, los Windsor y el resto de la pandilla quieren iniciar una comunidad auto contenida y manejarla como un estado fascista con todos los que forman parte de eso haciéndolo voluntariamente, por favor, siéntanse libres de hacerlo. No serán desafiados por mí. Me interesa cuando se le imponen estas cosas a la gente a través del secreto y la manipulación o por fuerza física, mental o farmacéutica.

De seguro ¿no podremos invocar la madurez de pensar por nosotros mismos y permitir que otros hagan lo mismo?. ¿Es en verdad pedir demasiado?. Si lo es, estamos en serios problemas.


La única manera en que los pocos pueden controlar el mundo es si las masas los ayudan a hacerlo: y lo hacemos. He hablado con muchas audiencias sobre libertad y he recibido muchos aplausos, pero ¿comprendemos lo que significa la palabra?. “Sí, libertad, ¡eso es lo que queremos!.” Oh, ¿realmente?. Entonces, ¿por qué mucha de esa misma gente que aplaude salvajemente el concepto de libertad, insiste en que aquellos que no son cristianos son menos humanos o la encarnación del demonio?. ¿Por qué insisten (los musulmanes, hindúes, y `judíos’ también) en que sus hijos sean criados desde el nacimiento para creer en lo que ellos creen, a costa de otras opiniones e información?.

Las veces que me han preguntado en reuniones realizadas en EE.UU. si soy cristiano, como si fuera a ser más creíble si lo fuera. La sola necesidad de hacer la pregunta es la confirmación de que el que hace la pregunta está en servidumbre mental hacia un sistema de creencias creado por la Hermandad. Y ese es el punto. Estamos prisioneros de lo que se nos manipula a creer. El poder de la creencia para entrampar a la mente es increíble. A la Hermandad no le importa en qué creas en tanto creas en algo, excluyendo otras posibilidades.

Estoy muy feliz de cambiar mis opiniones en cualquier parte o toda la información de este libro si a eso me lleva la información nueva. No estoy unido con ella debido que sólo busco la verdad, cualquiera sea. Si es diferente a lo que pienso ahora, está bien. Que así sea. Las creencias inflexibles se defienden desde todos los rincones porque la creencia se convierte en el sentido que la persona tiene de sí misma, su sentido de seguridad, así que prefiere colgarse de la creencia antes de enfrentar el desafío mental y emocional de dejarla ir.

Pero ahora nos enfrentamos a un tiempo del cambio más fenomenal, en el que todas las creencias van a desmoronarse. Puedes escribir el futuro en una hoja en blanco mucho más fácilmente que en una llena de datos viejos. Puedes plantar flores nuevas más fácilmente en un pedazo vacío del jardín que en una parte llena de maleza. Es tiempo de despejar nuestras mentes de creencias y abrirnos a toda posibilidad. Sólo entonces podemos ser libres para abarcar el infinito.


Lo que he detallado en este libro es un nivel del cuadro, el que más directamente afecta a la gente en cuerpos humanos hoy en día. Pero hay otros niveles que se deben tener en cuenta también. Es importante darse cuenta de que dos afirmaciones en conflicto pueden ser ambas verdaderas, dependiendo del nivel desde el cual observe la misma situación. Un ejemplo es decir, por un lado, que este mundo es imperfecto y, por el otro, que todo lo que sucede en la Tierra es perfección. ¿Cómo pueden ser verdad ambos?. Bueno, lo son.

Desde la perspectiva de la vida diaria, el mundo no es perfecto. Tenemos guerras, hambre, enfermedad, infelicidad y dolor de todo tipo. Eso es cierto. Pero desde la perspectiva de la evolución de la humanidad todo es perfecto. Eso es igual de cierto. La única manera en la que podemos evolucionar es aprendiendo de la experiencia y eso significa experimentar las consecuencias de nuestros pensamientos y acciones. Si no hubiera consecuencias desagradables para nuestras acciones, ¿cómo podríamos aprender y evolucionar a niveles superiores de comprensión?.

Sería como un niño embadurnando pintura en las paredes de tu casa o arrojando piedras a tus ventanas. Si el niño no enfrenta las consecuencias y ve que ese comportamiento es profundamente molesto para el dueño de la casa, ¿qué sucedería?. El niño continuaría embadurnando de pintura otras casas y rompiendo más ventanas. La humanidad ha cedido su mente todos estos miles de años y si vamos a recuperar ese poder para controlar concientemente nuestro propio destino, tenemos que ser pateados en el trasero enfrentando las consecuencias hasta que, al final, la moneda cae y la luz se enciende. Es así que tenemos todo tipo de guerras, conflictos y manipulaciones de todas clases.

Yo no odio a estos reptiles. Quiero amarlos porque eso es lo que tan desesperadamente necesitan. Su comportamiento sólo puede provenir de una falta de amor a ellos mismos, porque sólo amándote a ti mismo por lo que eres, puedes verdaderamente amar a otros por lo que son. Así que yo te amo Reina de Inglaterra, Reina Madre, Príncipe Charles, Príncipe Philip, Pindar, Henry Kissinger, George Bush, Edward Heath y todo el resto. Si esta gente sólo se amara a sí misma, esta pesadilla (y su pesadilla) terminaría.

Hasta que lo hagan, permanecerá cerrada la conexión de su corazón a su alma infinita (amor puro) y continuarán manifestando estas mismas actitudes y este comportamiento. También quisiera enfatizar nuevamente, antes de terminar, que cuando hablo de reptiles estoy hablando sólo de aquellos que buscan manipular a la humanidad, no de la especie como un todo. Muchos de la especie reptil están tratando de ayudarnos a romper el hechizo y aún los reptiles manipuladores están poseídos por una fuerza de la quinta dimensión. Al final, todos somos Uno, de todos modos.


Sé que muchas personas, conscientes de la Hermandad y su Agenda sienten que la única manera de responder es acopiando armas y prepararse para una defensa armada de sus libertades. No puedo pensar en una respuesta que con más certeza cause el estado fascista que ellos dicen querer evitar. La idea de usar la violencia para hacer frente a la violencia es tan obviamente contradictoria y tan completamente desprovista de la más tenue chispa de inteligencia, que uno se pregunta qué tan pocas células cerebrales han de estar activadas para conjurar tal pensamiento.

Cada vez que enfrentas la violencia con violencia, ¿qué obtienes?. El doble de violencia. Sí, eso va a hacer una enorme contribución a la paz. También, cuando cualquiera usa la violencia contra el sistema, le da a la Hermandad una excusa pública para utilizar su armamento de tecnología de punta para destrozar la oposición en nombre del imperio de la `ley’. Yo pienso que, de alguna manera, debemos ser un poco más sutiles que acopiando armas. Me he reunido con algunos de los patriotas cristianos más radicales de los Estados Unidos de América.

Y le dije a uno:

 “No sé qué me disgusta más, el mundo controlado por la Hermandad, o el que ustedes quieren para reemplazarlo.”.

Este tipo en particular hablaba sobre la libertad y la necesidad de defenderla con resistencia armada mientras clamaba que la raza negra era genéticamente inferior a los blancos y que los nativos estadounidenses estuvieron sólo “cuidando” las tierras de EE.UU. “hasta que nosotros (los blancos) llegamos”. Se hubiera llevado tan bien con su héroe, el Padre Fundador, Thomas Jefferson. Pero aquí vemos el tema nuevamente.

Gente como este tipo, terminará en conflicto armado con las fuerzas de la Hermandad en algún punto, estoy seguro. Efectivamente es inevitable, a menos que él cambie sus actitudes, porque lo que sucederá es que los mismos dos estados de ser, con nombres diferentes (la Hermandad y los Patriotas Cristianos radicales) se atraerán mutuamente a sus vidas para desarrollar su drama de violencia mutua. Ambos creen en el uso de la violencia, de modo que están ambos en el mismo rango de frecuencia. Se pueden llamar diferente, pero no son opuestos, son opu-mismos.

La confrontación tiene que suceder para que ellos evolucionen y aprendan que la violencia no resuelve nada. Nunca lo ha hecho, nunca lo hará. Cuando escuchas a los Patriotas Cristianos describir su alternativa a la Agenda de la Hermandad, dicen que quieren tener “Una nación conforme a Dios”. Bien, pero ¿la versión de Dios de quién?. ¿El Dios cristiano?. ¿El Dios musulmán?. ¿El Dios hindú?. ¿El Dios que visualiza Ethel en Nueva York o Bill en Los Ángeles?. No, ellos hablan, por supuesto, del Dios cristiano, la visión de Dios en la que ellos creen.

Ellos no quieren realmente reemplazar la Agenda de la Hermandad con libertad, sino con su propia versión de dictadura. Nuevamente, debido a que ambos quieren imponer su voluntad a otros y suprimir otros estilos de vida y creencias, están destinados a atraerse entre ellos porque operan dentro del mismo rango de frecuencia. Lo que sucede con los radicales cristianos es lo mismo con los radicales musulmanes, hindúes, judíos y de otras religiones. Hasta cierto punto, sucedió lo mismo con los nativos estadounidense cuando llegaron los europeos blancos.

La cultura de los nativos estadounidenses contiene tremenda sabiduría y tiene una mayor comprensión de la conexión de todas las cosas. Pero no nos desbordemos como hacen frecuentemente muchos del Movimiento de la Nueva Era con su visión idealista de los nativos estadounidenses. Antes que llegaran los blancos, las tribus de nativos estadounidenses hacían la guerra unos contra otros simplemente porque estaban en tribus diferentes. Había mucha matanza y conflicto. Esta mentalidad macho, de pintura de guerra, atraerá a su vida otra energía que piensa igual que ellos que la violencia está justificada. Toda vez que tiene dos grupos que piensan que la violencia es una opción hay una confrontación vibratoria esperando a suceder.


Afortunadamente muchos cristianos, musulmanes, hindúes, judíos y nativos estadounidense no son radicales y existe una alternativa a la violencia. Podemos aprender a través de la experiencia más dura y dolorosa o podemos usar nuestra inteligencia y nuestro amor para observar esta situación y cambiar nuestro estado de ser sin disparar una sola arma.

Entonces se evitarán estas confrontaciones porque no habrá atracción vibratoria entre la Hermandad y quienes quieren desbaratar su Agenda. Podemos hacerlo sin confrontación. La conexión vibratoria de los reptiles con la humanidad es a través de la emoción del miedo. Están ellos mismos consumidos por el miedo, que es el porqué de que se comportan como lo hacen. Si ellos pueden manipular a la humanidad hacia un estado de miedo, como lo hacen, realizan la conexión vibratoria que les permite controlar la psique humana.

Están también jugando de locales, se podría decir, porque son expertos en la emoción del miedo. Este grupo de reptiles es la mismísima expresión de esa emoción. Si buscamos detener a la Hermandad reptiliana con una confrontación en su propia cancha del miedo usando odio, agresión y violencia, entonces olvídalo. El juego ya terminó.

Pero si podemos enfrentar este desafío desde un rango de frecuencia que la Hermandad no puede siquiera concebir: amor, transformaremos el mundo y ya no existirá el control de los reptiles. Hay muchos motivos para esto. Primero, cuando abrimos nuestros corazones al amor, el chakra del corazón gira con tremenda velocidad y poder, estimulando la frecuencia de nuestra conciencia encarnada a la expresión vibratoria más elevada de la vida, amor puro.

Como nuestra alma es amor puro, nos reconectamos con el poder increíble de nuestro yo multidimensional

La longitud de onda rápida y corta del amor también activa la `antena’ en nuestro ADN que nos reconecta con el cosmos y un chakra del corazón abierto se sintoniza con el pulso cósmico desde la Tierra, el Sol, y el centro de la Galaxia, y transmite ese ritmo cambiante a nuestro cerebro y a todas las células de nuestros cuerpos. Esto transformará drásticamente nuestras mentes, emociones y forma física a medida que se sincronizan con las vibraciones en aceleración durante este tiempo de increíble cambio y evolución.

El subsiguiente salto que se dará en nuestras frecuencias personales nos elevará del hoyo vibratorio del miedo y nos impulsará hacia niveles mucho más allá de la cuarta dimensión inferior. Se terminará el control de los reptiles porque estarán en una estación de radio diferente, si tú quieres y por así decirlo, y tendrán que enfrentar las consecuencias de sus propias acciones en su camino a la iluminación. La elección es nuestra, miedo o amor, prisión o libertad.


Si no existieran los reptiles, tendríamos que inventarlos, porque su actual estado de ser representa algo que la conciencia humana debía experimentar. Si no fuera así, los reptiles estarían manipulando a alguien más. No los hubiéramos atraído. Nos han dado un regalo en nuestra eterna evolución, el regalo de experimentar las consecuencias del miedo y de concederle nuestro poder infinito a otra fuerza, sea un pariente, un jefe, presión de grupo o, de últimas, la Hermandad reptiliana.

El proceso evolutivo es acerca del amor, no el castigo. No nos castiga por nuestras acciones, nos da sus consecuencias, lo que es muy diferente. Sin eso no podemos evolucionar. En este viaje, somos amados por niveles de conciencia (otros aspectos de uno mismo) que buscan ayudarnos a ser más amorosos y más iluminados, para convertirnos en nuestros propios amos. Nuestra elección está en saber cuánta de esta experiencia necesitamos antes de aprender y seguir adelante. ¿Vamos a cambiar ahora o necesitamos más guerras, más hambrunas y sufrimiento, antes que se encienda la luz?. ¿Vamos a atravesar la entrada que se acerca rápidamente hacia un estado de ser completamente nuevo?. ¿O vamos a permanecer donde estamos y enfrentar otro ciclo de encarnación y reencarnación hasta que otra oportunidad se presente?.

El grupo de reptiles que he descrito está profundamente desequilibrado porque está desconectado de estos niveles de uno mismo que resuenan al ritmo del amor. Pero son todavía parte de todo lo que existe, son todavía tú y yo, un aspecto del glorioso todo que llamamos Dios. Así que, si los odiamos, nos odiamos a nosotros mismos. Si somos violentos con ellos, lo somos con nosotros. Y sería todo tan contraproducente. Yo digo: perdónalos porque no saben lo que hacen. Por perdonar y amar, no quiero decir que nos vayamos y dejemos que ellos sigan con lo que hacen.

Están tratando de imponer su voluntad y, por tanto existe una causa legítima para desafiarlos. Pero si este control de la Hermandad sucede porque les dimos nuestras mentes, poder y responsabilidad y por insistir en que otros hagan lo mismo, es a nosotros mismos a quienes debemos dirigirnos, no sólo al comportamiento de los reptiles. Si recuperamos nuestro poder y nos liberarnos a nosotros mismos y a los demás de la imposición de pensamiento, creencia y estilo de vida, no importa lo que haga la Hermandad.

El control desde el centro será imposible, porque no puedes centralizar el control de la diversidad, sólo de la uniformidad. Tres cosas transformarán la vida en la Tierra y quitarán el control que los reptiles ejercen sobre la psique humana:

  1. Nos deshacemos de nuestro miedo sobre qué piensan de nosotros las otras personas y expresamos nuestra singularidad de punto de vista y estilo de vida aún si (no, especialmente si) difiere de la `norma’. En este punto dejaremos de ser un cordero que sigue al rebaño.
  2. Permitimos que todos los demás hagan lo mismo, sin miedo a ser ridiculizados o condenados por el crimen de ser diferentes. Cuando hacemos esto, dejamos de ser el perro pastor para el resto del rebaño, dejamos de presionarlos para que se ajusten a lo que nosotros creemos que es correcto.
  3. Nadie busca imponer lo que ellos creen a nadie más, siempre respetando así la libre voluntad y libre elección.

No hay manera de que la Agenda de la Hermandad pueda sobrevivir a tales cambios de actitud. Las personas me preguntan qué deberían hacer en respuesta a mi información, pero nunca respondo a esa pregunta.

La única persona que sabe lo que es mejor para ti eres tú.

El truco es despejar el canal a tus dimensiones superiores de modo que puedas conectarte con el nivel más elevado de tu sabiduría, amor e inspiración para guiarte a hacer lo que es mejor para ti. No necesitamos sentarnos en salones llenos de humo de cigarrillo ni comenzar nuevos partidos políticos. Necesitamos romper el cascarón de huevo de la emoción vibratoria baja (el miedo), y la ley de atracción vibratoria nos conectará con las personas y las organizaciones que necesitamos para transformar el planeta.

Cuando nosotros alcanzamos el estado adecuado, el mundo debe también hacerlo, porque nosotros somos el mundo y el mundo es nosotros. Lo que denominamos sociedad es la suma total del pensamiento y sentimiento humanos. Es un reflejo de nuestras actitudes. Cuando las cambiamos, cambiamos a la sociedad. Estamos sólo a un cambio de mentalidad de distancia de la libertad real, la libertad de expresar nuestra singularidad concedida por Dios y celebrar la diversidad de dones, percepciones e inspiraciones que existen dentro de la psique humana colectiva.

La fuerza creativa está dentro de todos nosotros y desesperada por expresarse. Es la supresión de esta energía lo que conduce a tanta frustración reprimida y, en consecuencia, a la violencia y depresión. Imagínate que eres un talentoso artista o bailarín, pero la presión de tus iguales, o de tus padres y las demandas del sistema insisten en que trabajes en un banco o te sientes junto a la máquina de una fábrica todo el día. O que quieres expresar tu creatividad y realizar una contribución al mundo, pero la manipulación de la Hermandad del sistema financiero implica que no puedes encontrar trabajo.

Esa fuerza creativa todopoderosa dentro de ti no puede ser suprimida, así que surge de una manera desequilibrada, impregnada con la vibración de enojo, desesperación o frustración, y de ese modo tenemos violencia , y la demanda por drogas y alcohol para cortar el dolor emocional. Si respetáramos el valor de toda la creatividad y buscáramos la manera de permitirle que se exprese, no sucederían estas cosas en la escala que lo hacen.

En cambio, demandamos que tal creatividad se `pague a sí misma’ o contribuya a la economía, la economía de la Hermandad. Conocemos el precio de todo, y el valor de nada. Si pudiéramos abrir nuestros corazones a una visión más amplia de posibilidades, liberaríamos la fuerza creativa en todos y le permitiríamos expresar su singularidad. Qué mundo de increíble diversidad e inspiración experimentaríamos entonces.

Un mundo guiado por el flujo de la fuerza creativa y no por las demandas de utilidades de los banqueros de la Hermandad.


Al principio del libro hablé sobre pensar lo impensable. La información aquí te ha desafiado a hacerlo. Para considerar la evidencia de que los reptiles de otra dimensión de existencia han manipulado a la humanidad durante miles de años. Para tener en cuenta que, muy lejos de ser común y sin poder, eres extraordinario y todopoderoso.

Dado el nivel actual de condicionamiento, ambos son impensables para la mayoría de la gente. Pero no son impalpables (imposibles de sentir). Hay tanta diferencia. Tú piensas con tu intelecto y es tan vulnerable a ser programado a través de tus ojos y oídos por la dieta cotidiana de mentiras, supresión y distorsión por los medios de comunicación y por todos los clones de la Hermandad a los que ofrece una plataforma. Pero cuando sentimos, estamos conectando con el centro de nuestro corazón, nuestra intuición, esa conexión con el cosmos. ¿Cuán a menudo han estado en conflicto lo que pensabas con lo que instintivamente sentías?.

Lo que transformó mi vida más que ninguna otra cosa fue el momento en que decidí seguir mi intuición cada vez que no concordaba con mi intelecto. Cada vez que he hecho esto, mi intuición resultó ser la correcta. Algunas veces puede ser desafiante y doloroso porque tu intuición, que está desatada de la necesidad de seguir las `normas’, generalmente destaca de entre lo convencional. Pero siempre te conducirá a hacer lo que es mejor para ti y tu eterno viaje de evolución a través de la experiencia.

En la mayoría de la gente, cuando instintivamente sienten que deben hacer algo, la mente parlanchina comienza a hacer la lista de todos los motivos por los que no debería hacerlo.

“No puedes hacer eso, ¿qué dirán los vecinos, o tu familia, o la gente en el trabajo, o los amigos en el bar?.”… “No puedes hacer eso, tienes una hipoteca, un automóvil, la familia, y las pólizas de seguro de vida que debes pagar.”… “No puedes, no puedes, no puedes.”

Pero tú puedes, tú puedes, tú PUEDES.

No hay nada de malo con el intelecto. Te mantiene con los pies en la tierra, almacena y procesa la información de este mundo, y juega una parte importante. Sólo cuando se convierte en nuestra fuerza controladora y la única que toma decisiones es que nos encontramos en la prisión de la mente. El intelecto existe para hacer física la guía e inspiración de la intuición, no para imponer las probabilidades. No trabajes para tu mente, haz que tu mente trabaje para ti.


Así que no es lo que piensas de la información en este libro lo que importa, es lo que tú sientes sobre ella. Parte del contenido desafiará tu intelecto al máximo, pero tu intuición no tendrá problemas. Para ese nivel de ti, es correcta o no lo es. Si no lo es, vete, no estoy tratando de `convertir’ a nadie a una creencia. No me podría importar menos lo que pienses o sientas sobre mi y mi trabajo.

Pero me importa apasionadamente tu derecho a escuchar lo que actualmente te está siendo negado. Cómo reaccionas a eso, no es mi asunto, mucho menos mi preocupación. Sin embargo, tú vas a ver que se despliega ante tus ojos en tu experiencia cotidiana, la Agenda que he descrito. Nunca más volverás a mirar un boletín de noticias, leer un periódico, o escuchar un anuncio político o económico, de la misma manera. También verás avanzar los cambios climáticos y acontecimientos geológicos asombrosos a medida que la transformación de los campos de energía de la Tierra continúa avanzando. Vas a sentir las crecientes vibraciones en tu corazón y tu mente.

Tu percepción de la vida y de ti mismo, cambiando rápidamente, se abrirá a posibilidades y potenciales inimaginables. Pensar lo impensable se convertirá en la forma de vida para aquellos que comprenden esta oportunidad de reconectarse con todo lo que existe. Habrá muchos que considerarán a este libro negativo, pero debieron no comprender lo que sucede aquí. Esta información está saliendo a la superficie luego de miles de años, al mismo tiempo que más gente está despertando a quiénes son realmente. Los mismos cambios vibratorios son los responsables de ambos.

Está sucediendo una sanación y para que comience a surtir efecto, se debe atacar la causa de la enfermedad. La creciente frecuencia está haciendo surgir a la superficie todo lo que ha permanecido oculto, colectiva e individualmente, para permitir que comience la sanación. Este es el porqué de que la gente que se ha abierto al cambiante ritmo cósmico encuentra que su vida se convierte en un infierno al principio. Se rompen relaciones, se pierden trabajos, la familia y las personas que se consideraban amigos, se van.

Hay muchas diversas experiencias por las que atraviesan las personas. Conmigo fue el ridículo público masivo, porque nunca hago las cosas por la mitad. En el momento puedes creer que cometiste un terrible error, pero más bien lo contrario es lo que sucede. Nosotros creamos nuestra propia realidad y controlamos nuestro propio destino y la forma en que lo hacemos de manera abrumadora es a través de nuestra intención. Tan a menudo me dice la gente que nunca sucede nada en sus vidas y que nada parece funcionar.

Pero cuando les pregunto qué es lo que ellos realmente quieren hacer, responden: “Realmente, no sé”. Bueno, si ese es su estado de ser, su experiencia física reflejará “Realmente, no sé”, y nada importante sucederá. Si, en vez de eso, enfocas tu intención en un objetivo específico, llegará a ti lo que necesitas hacer para lograrlo, ya que un modelo vibratorio atrae reflejos de sí mismo en gente, experiencias y oportunidades. Aquí es donde termina el viaje para la mayoría de la gente. Cuando se enfrentan a lo que necesitan hacer para lograr su objetivo, ¡repentinamente piensan que, tal vez, no era una buena idea después de todo!.

Y esa es la pregunta. ¿Dices que quieres algo?. Ok, pero,

  • ¿Cuánto lo quieres?. ¿Sólo un poquito?. Bien, entonces no pierdas tu tiempo.
  • ¿Con cada fibra de tu ser?. Bien, ve por ello porque el mundo es tuyo.

He visto incontables personas decir que quieren transformarse ellos mismos y sus vidas y sintonizar con la nueva vibración. Pero cuando llegan los desafíos, los necesarios para hacer que suceda, se quieren salir inmediatamente y regresar a la misma vida de siempre. Sin embargo, estos desafíos nos liberan. La razón de por qué nos enfrentamos a caos personal y emocional cuando iniciamos este viaje es por la necesidad de limpiar nuestro pozo negro emocional de escombros emocionales no procesados y suprimidos que hemos empujado profundamente hacia dentro de nuestro subconsciente porque no queremos abordarlos.

Si no limpiamos los resabios emocionales de esta vida física y otras vidas,

  • no podemos reconectarnos con nuestro yo multidimensional
  • no podemos liberarnos de la manipulación y control de los reptiles de la cuarta dimensión inferior

Así cuando decimos que queremos transformarnos, la intención atrae hacia nosotros la gente y las experiencias necesarias para hacer aflorar esas emociones suprimidas a la superficie donde nosotros podamos verlas y abordarlas. Lo mismo sucede colectivamente a medida que la información presentada en este libro sale a la luz de la atención pública, de modo que podamos verla, tratarla y sanarla.

Mucho de la Nueva Era está en negación de este pozo negro colectivo debido a que no quieren enfrentar su propio pozo negro personal. Prefieren sentarse alrededor de una vela engañándose que se están iluminando mientras que, de hecho, son una ruina emocional con un cristal en la mano. La información en este libro es parte de la sanación del planeta Tierra y la conciencia humana a medida que se descorre el velo sobre todas las cosas que permanecieron escondidas y negadas.


Hey…, este es un tiempo maravilloso que estamos viviendo. Estamos sintonizándonos son la danza cósmica, el viento de cambio, el ritmo de reconexión con todo lo que es, ha sido, o siempre será. Haz venido a hacer una diferencia, para ti y el mundo. Tienes la oportunidad de hacerlo ahora, ahora, ahora. Compréndelo y terminemos con este disparate. Unos pocos pueden controlar a miles de millones porque los miles de millones permiten que suceda.

No tenemos que hacerlo. Y podemos cambiarlo simplemente siendo nosotros mismos, permitiendo que otras personas sean ellos mismos y disfrutando del don de la vida. Este no es tiempo para tener miedo ni para esconderse.

Es tiempo de cantar y tiempo de bailar.


Tomen su pareja por favor. ¡Vamos!.

 

 

Extraido del libro EL MAYOR SECRETO DAVID ICKE 

0

Fisica Cuantica

La física cuántica nos dice que:

Energéticamente todos estamos interrelacionados, todo es mental creamos el Universo en que vivimos, no existe separación entre la gente todo está interconectado, que existen Universos paralelos, la individualidad es una ilusión, cada uno está creando su realidad, todos somos una sola conciencia, la muerte no existe, la vida es ilusoria.

La mente es la matriz de toda materia, a una mayor toma de conciencia mayor frecuencia vibracional, lo que genera que el cuerpo sea menos denso, el macro cosmos dentro del micro cosmos, la sustancia del Universo es la conciencia, el miedo es un estado de densidad vibracional muy lenta o sea muy densa, la realidad está hecha de pensamientos, cuando cambias el campo magnético cambias el átomo que se haya dentro y nosotros estamos hechos de esos átomos, los sentimientos cambian el campo magnético, por tanto cambia el universo físico.

Video:

Nuestra toma de conciencia crea el camino que transitamos, crea el Universo en que vivimos.

Por tanto pensar en positivo y no tener miedos.