0

Numero: Siete

El siete (7) es el número natural que sigue al seis y precede al ocho. En algunas religiones el siete es un número sagrado al igual que el ocho. El siete representa lo bueno y el ocho lo malo.

El siete es un número muy recurrente en la cultura. Son siete los días de la semana, siete los colores del arco iris y siete los pecados capitales. El origen de esta popularidad está en la observación del cielo por los antiguos astrónomos. La inmensa mayoría de las estrellas no cambiaban de posición las unas respecto a las otras durante el año. Sin embargo, observaron siete cuerpos celestes que sí lo hacían. El Sol y la Luna, los dos primeros, evidentemente formaban parte de ellos. Los otros cinco eran los planetas que pueden verse a simple vista, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, y que los pueblos antiguos consideraban estrellas móviles.

Estos siete cuerpos celestes dieron a los días de la semana sus nombres: lunes (Luna), martes (Marte), miércoles (Mercurio), jueves (Júpiter) y viernes (Venus). En español, sábado procede de la fiesta hebrea “Sabbat” y domingo de la palabra latina “Dominus”, el señor (Dios). No obstante, en inglés, por ejemplo, se mantienen los nombres originales de estos dos días: Saturday de Saturn (Saturno) y Sunday de Sun (Sol).

Concurrencias del #7

-Los siete días de la semana: lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo.

-Las siete notas musicales: do, re, mi, fa, sol, la, si.

-Los siete colores del arco iris: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo o añil y violeta (se ven siempre en este orden de fuera hacia adentro, sin contar los colores que no pueden verse a simple vista: infrarrojo y ultravioleta).

-Los siete pecados capitales: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza.

-Los siete mares: expresión que se usa al hablar, en general, de todos los mares o de un grupo determinado de mares que varía según la época y los pueblos.

-El siete es el número mágico y místico.

-En la Biblia es considerado como el número perfecto.

-7 son las Chakras en el cuerpo humano

-Los siete sacramentos: Bautismo, confirmacion, eucaristia, penitencia, uncion de los enfermos, matrimonio y orden sacerdotal

-Las siete Maravillas del Mundo.

-7 dimensiones

EL SIETE ES EL NUMERO DE LA SABIDURIA

El Universo es un Todo ordenado, armónico percibido así por nuestra intuición, por nuestra razón, por nuestra emoción y por nuestros sentidos físicos. Por donde quiera que nos aproximemos vemos un todo integrado. Así los números son parte íntima de la estructura del universo. Hay un orden universal, hay proporciones, hay leyes naturales, hay ritmo, existen ciclos. En fín múltiples propiedades que evidencian un orden matemático intrinsico a toda la naturaleza. Y como el ser humano es un ser más de la creación, evidentemente también está sujeto a la influencia de los números en su vida.

EL SIETE COMO NUMERO CUANTICO

La Física nos habla de varios universos paralelos en los cuales suceden las cosas simultáneamente, que es el principio del reconocimiento a la Sabiduría antigua que siempre por milenios ha hablado de estas siete dimensiones.

Entonces el siete es un buen número para recordarnos que no sólo somos seres duales, sino que somos seres septúples. Tratar de meter toda la realidad en un módelo de dos dimensiones, es lo que ha generado tanto caos, guerras, sufrimiento y persecusiones. Reconocernos como seres multidimensionales es un avance fantástico de la Ciencia moderna. Pero las claves de como acceder a esa multidimensionalidad a nivel individual, aún no las desarrolla la Ciencia Moderna, pero si las tiene la Sabiduría de todas las edades. Una de esas ciencias es la NUMEROLOGIA. Llegará el momento en que ambas disciplinas, tanto la moderna como la antigua, se crucen y la sociedad humana será más equilibrada, porque las ciudades, la cultura y la civilización serán construidas armónicamente considerando que el ser humano vive en siete dimensiones y que requiere generarse espacios de acceso a todas las dimensiones para lograr su felicidad y plenitud. Un ejemplo. Al construir una casa, no sólo tener una cocina, un baño, un comedor y un dormitorio para nuestra personalidad física, sino también agregar una salita para la meditación, para explorar los otros universos inteligentes. O tal vez tener simplemente un rincón íntimo en nuestro hogar para ocuparlo en el crecimiento interior, donde encontremos un vector de salida, una puerta a un canal de comunicación con los universos cuanticos a los cuales también pertenecemos.

El Número siete es la clave para empezar a entender esa multidimensionalidad y en consecuencia, para ser un poco más sabios y más felices.

Numerología #7

 
El siete es el que todo lo comprende y todo lo contiene. Es la figura protectora, el que lleva en sí mismo fuerzas diferentes que nunca llegarán a enfrentarse, para proporcionar protección y seguridad. Jamás, en ninguna circunstancia será posible encontrar el punto débil de este tipo de personalidad. Los 7 no soportan a los débiles, temerosos de enfrentarse a las luchas, valoran mucho la valentía. Podrán ofrecer ayuda a quien lucha y es vencido, pero nunca harán lo mismo con aquel que se entrega sin luchar.

La personalidad 7 es en general bondadosa, llena de nobles sentimientos. Son dueños de una gran capacidad de reflexión, posesión que les permite actuar generalmente con sensatez y sentido común. Posee además un excelente sentido de adaptación, de manera que no es para él muy difícil adaptarse a los imprevistos y nuevas situaciones que se le presenten.

Suele decirse que los 7 son necios; son personas inteligentes, pero muy poco flexibles, ellos suponen que cambiar los propios puntos de vista denota falta de personalidad. Lo terrible es que consideran que ser terco es distintivo de una personalidad fuerte. No importa el grado de cultura que el individuo posea, él siempre creerá que defender un punto de vista a cualquier precio es ser coherente consigo mismo.

Los 7 no son indolentes de ningún modo, pero son perezosos. Posiblemente en el momento de trabajar no ponga creatividad, pero se dedicará plenamente a su tarea y la hará con una resistencia difícil de superar, ya que su capacidad de trabajo es muy grande y suele utilizarla generosamente. Pero después del trabajo, su necesidad de recuperación no aceptará ningún tipo de ofrecimiento que no sea quedarse en casa y descansar. Las aparentes indecisiones no son más que pereza. Cuando tienen una obligación dan miles de vueltas antes de enfrentarse a ella y no es que no sepan qué hacer, simplemente están tratando de disfrutar un poco más del “dolce fare niente”, que constituye una parte importante de su vida.

Como norma general, son personas bondadosas y protectoras, poseen mucha seguridad en si mismos y un gran espíritu samaritano. Suelen ser magnánimos y generosos. A pesar de la imagen de fortaleza y seguridad, es posible que su salud tenga visos de precariedad, el corazón y el aparato digestivo son áreas donde puedan localizarse problemas. Es común que tengan digestiones lentas y frecuentes dolores de cabeza.

Son seres carentes de iniciativa, frecuentemente dan la imagen de personas indiferentes. Esto es absolutamente erróneo, sí que es cierto que no se apasionan fácilmente con nada, cuando lo hacen ponen un empeño y una perseverancia que no muchas personalidades son capaces de tener.

Lo positivo
Nobleza, dignidad, altruismo, idealismo, pudor, discreción, fortaleza, valentía, bondad, generosidad, protección a los débiles, sabiduría, ecuanimidad, sinceridad, capacidad de adaptación, afectividad, humildad, imaginación, sensatez.

Lo negativo
Gusto por la rutina, monotonía, pereza, falta de iniciativa, terquedad, escaso sentido del humor, conformismo, previsibilidad, escasa ambición, mezquindad, aburrimiento.

Fuentes: Wikipedia, Fenix Terra, Yahoo