0

Abducciones Extraterrestres (John Mack)

Documental dedicado a John mack, un famoso psiquiatria que investigo a fondo a mucha gente de distintos paises que decia ser abducida, y testigos de ovnis y seres que no podian identificar, llegando a la conclusión de la mayoria de estos testigos abducidos no mentian y lo que decian era lo que les habia pasado o creian que les habia pasado, en este documental se entrevistan a numerosos testigos con opiniones de psiquiatras.






Anuncios
0

La NASA demanda al ex-astronauta Edgar Mitchell

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) de EEUU ha demandado en Miami (Florida) a un exastronauta por intentar vender una cámara que se usó en la misión del Apolo 14 a la Luna, informó este viernes una fuente judicial. Según la demanda presentada en un tribunal de esta ciudad, el exastronauta de la NASA, Edgar Mitchell,intentó recientemente vender en una subasta una cámara usada en la misión espacial del Apolo 14 a la Luna en 1971, usada para explorar la superficie del planeta.

La cámara utilizada durante esa misión es propiedad de la NASA, asegura esa institución, que indica en su denuncia que no consta en ningún archivo que ésta hubiera sido transferida a Mitchell, por lo que reclama su propiedad. «Todo el equipo usado durante las operaciones de la NASA permanece como propiedad de la NASA, a menos que explícitamente se entregue o transfiera a otra persona», señala la demanda.

Un regalo por su 40 aniversario

Sin embargo, Donald Jacobson, abogado del exastronauta, argumenta que la NASA dio la cámara a Mitchell como regalo tras cumplirse los cuarenta años de la misión. EE.UU. alega en la demanda que ha pedido en reiteradas ocasiones a Mitchell que devuelva la cámara, pero que no han recibido respuesta alguna.

De cara a la subasta que había organizado la casa Bonhams de Londres la cámara había sido valorada entre 60.000 y 80.000 dólares, aunque la empresa la ha retirado de la venta hasta que no se resuelva el contencioso. Mitchell se convirtió en el sexto astronauta en pisar la Luna cuando pilotó el módulo lunar durante la misión del Apolo 14.

En febrero pasado, la NASA celebró el 40 aniversario del lanzamiento del Apolo 14 a la Luna, que dejó en el recuerdo la imborrable imagen del primer astronauta de la historia jugando al golf en la superficie lunar. Los astronautas tomaron muestras de la superficie de la Luna que trajeron a la Tierra, 42 kilos de rocas y suelo lunar, que fueron repartidas en 187 equipos científicos en Estados Unidos, así como en otros 14 países para su estudio y análisis.

 

¿Una represalia encubierta de la NASA?

Edgar Mitchell es uno de los tantos astronautas cuyas declaraciones acerca de la vida extraterrestre y civilizaciones alienígenas, incomoda de sobremanera a la NASA y al establishment que mantiene en secreto evidencias que serían determinantes para que el público que aun no se desayunó, se entere que las misiones de la NASA en el espacio eran —y aun son— vigiladas y seguidas de cerca por OVNIs y que no estamos solos en nuestro vecindario galáctico.

En 2008, Mitchell había declarado en un programa radial, entre otras cosas, lo siguiente, desatando la controversia:

“Estoy seguro que no estamos solos en el universo. Ahora, ¿somos capaces de identificar con certeza cuáles son los otros planetas [habitados]? No, no lo somos, ciertamente no en nuestro sistema solar. Pero en la actualidad se han identificado una gran cantidad de planetas que muy probablemente podrían albergar vida.

”Soy uno de los pocos que ha tenido el privilegio de estar dentro del asunto y estar enterado sobre el hecho de que hemos sido visitados en este planeta y que el fenómeno OVNI es real, a pesar que esto haya sido encubierto por nuestro gobierno por largo tiempo.”

Teniendo en cuenta la anterior declaración, a la cual la NASA obviamente no adhiere, es sospechoso que esta agencia espacial demande al astronauta por un suceso tan trivial.

Cabe destacar que Mitchell no es el único astronauta que ha declarado haber visto OVNIs en el espacio, o bien directamente afirmado que hemos sido visitados por civilizaciones extraterrestres.

La NASA y el secreto de la vida extaterrestre

Fuentes: ABC,  Europapress, Mystery Planet y Youtube.

0

El misterio de la nave soviética destruida por extraterrestres

La sonda soviética había sido enviada a finales de los ´80 al planeta rojo para estudiar una de las dos lunas que lo orbitan. Fotografió lo que parecía ser una ciudad alienígena y antes de desaparecer misteriosamente captó un desconocido y gigantesco objeto espacial de 20 Km. de largo.

En el pasado, algunas civilizaciones antiguas ya sabían de su existencia. Desde el Siglo XVII, con la invención de los primeros telescopios, el planeta Marte acaparó la atención de astrónomos y científicos. En los años ´50, sirvió de inspiración para novelas de ciencia ficción y películas de bajo presupuesto sobre “hombrecitos verdes“e invasiones extraterrestres. Y tal fascinación no escapó a las agencias espaciales soviéticas y estadounidenses que comenzaron una carrera por llegar primero al planeta rojo y debelar sus secretos. Y fue una nave soviética la encargada de descubrirlos y de estudiar sus misteriosas lunas, Fobos y Deimos (Miedo y Terror, en griego).

Secretos que ojos humanos jamás vieron o que tal vez jamás tendrían que haber visto

La Fobos 2, era la segunda sonda enviada por la Unión Soviética a Marte y llevaba el nombre de una de sus lunas, y que tras el fracaso de la Fobos 1, desapareció en septiembre de 1989 sin dejar rastros.

Tras la pérdida de la sonda, algunas personas aseguraron que ésta había alcanzado a transmitir datos que podrían indicar la presencia de una civilización extraterrestre. Sin embargo, la mayor parte de la comunidad científica consideró estas especulaciones carentes de fundamento y no hallaron en los datos de la misión, anomalías que sugieran presencia alienígena.

Pero los defensores de la existencia de pruebas extraterrestres en los datos de la Fobos 2 aseguran que en Marte ya se han encontrado evidencias de presencia alienígena. Según ellos la cara de Marte sería una de esas pruebas, así como las ruinas de una ciudad en la región de Cydonia Mensae.

El hecho de que las agencias espaciales hayan perdido una gran cantidad de sondas hacia Marte, es interpretado también como algo anómalo y, para algunos, señal de que algo (terrestre o extraterrestre) está boicoteando el estudio del planeta.

Fobos, satélite natural de Marte y uno de los objetivos principales de la sonda Fobos 2, presentaba para los científicos soviéticos, diversas anomalías que no explican de forma convincente su extraña órbita, por debajo del límite aceptado por los astrónomos y su giro sobre Marte, más rápido de lo que el planeta gira sobre sí mismo. Además, su órbita está perturbada por motivos no aclarados.

Además, presenta características superficiales extrañas como cadenas de cráteres y estrías, que carecen de explicación satisfactoria.

El origen del satélite no está bien esclarecido y esto llevó a algunos, como el astrofísico soviético Iósif Samuílovich Shklovski, a especular sobre un origen artificial de Fobos. En un discurso radial en 1959 comentó que “en observaciones recientes, hemos de concluir que muy probablemente Fobos y Deimos son satélites artificiales puestos en órbita por una raza desconocida que habitó Marte hace dos o tres mil millones de años”.

 

Misteriosa desaparición

Según los que defienden la teoría de que la desaparición de la sonda fue extraña, ésta lo hizo de forma súbita y justo cuando se disponía a sobrevolar la misteriosa luna Fobos.

Los defensores de la hipótesis extraterrestre sugirieron que todos estos hechos podrían estar relacionados con la pérdida de la sonda. Muchas de estas personas alegaron que las evidencias fueron deliberadamente ocultadas por la NASA y otras agencias espaciales para negar la existencia de alienígena. A este respecto, se acusó a la Unión Soviética de haber ocultado estos hechos hasta que, gracias a la presión internacional (Ya que en la Fobos 2 colaboraron 14 países) se empezaron a difundir los datos.

La primera revelación fue cuando la Fobos 2 detectó una extraña sombra alargada en la superficie de Marte. Las dos lunas de Marte producen sombras en su superficie, pero la captada era demasiado estirada para tener este origen, especialmente desde el punto de vista de la sonda Fobos 2, que tomó sus últimas imágenes muy cerca de la luna Fobos, por lo que la sombra de éste debía parecer circular y no alargada. El Dr. John Beclake, del Museo de Ciencias de Londres, opino que el objeto que causó la sombra era “algo que estaba entre la sonda y Marte, porque podemos ver la superficie marciana detrás” y apuntó que el objeto fue visto tanto por la cámara óptica como por la infrarroja.

La sonda fotografió junto a la luna Fobos un extraño objeto de forma cilíndrica de grandes dimensiones (Se calcula unos 20 Km. de largo y 1,5 Km. de diámetro). Ningún objeto natural podía tener esa forma. Sin embargo, la figura recordaba a muchos ovnis de forma cilíndrica que son catalogados por la ufología como naves nodriza.

La polémica fotografía fue divulgada en 1991 por la coronel Marina Popovich, ex cosmonauta soviética y piloto de pruebas que tras su retiro del ejército, se transformó en una reconocida experta en ovnis. Según ella, la fotografía le fue entregada clandestinamente por el cosmonauta Alexei Leonov y representa “el primer informe filtrado de una nave nodriza alienígena en el Sistema Solar”.

Popovich añadió que esta fue la verdadera causa de la desaparición de la Fobos 2, sugiriendo que la sonda recibió un flash de radiación proveniente de ese objeto lo que causó las averías que la hicieron perderse en el espacio.

Los defensores de la teoría alienígena alegan que este objeto pudo ser el causante de la extraña sombra sobre Marte.

Una de las imágenes de la Fobos 2, transmitida a la Tierra sólo dos horas antes de que se perdiera comunicación con esta, muestra extraños patrones en la superficie de Marte. Estos patrones, de forma aproximadamente rectangulares, recuerdan el trazado de una ciudad como las que se pueden apreciar hoy mirando Google Earth.

Beclake consideró que “la estructura, similar a una ciudad, es particularmente fascinante. Tiene una amplitud de unos 60 Km. y podría fácilmente confundirse con un área como Los Ángeles (…), las líneas que se ven tienen un largo de unos 4 Km. y aparecen también en infrarrojo, lo que significa que emiten calor”. Pero el doctor fue contundente sobre su origen: “Ciertamente no lo sé”.

Fobos 2 tenía como misión revelar los secretos de Marte y sus lunas, pero solo sumó más misterio al ya misterioso planeta rojo. ¿Qué era ese objeto que captaron sus cámaras? ¿Era una ciudad extraterrestre lo que mostraba una de sus imágenes? ¿La sonda fue destruida por un gigantesco ovni? Estas son respuestas que tal vez nunca sepamos y por que no, nunca tendremos que saber.

Fuente: Diario Jornada