Fotos desde el cielo


Una pequeña escolar caminaba diariamente de ida y de regreso a su colegio. Aunque el clima esa mañana estaba muy frío y se estaban formando nubes, ella salió en su diario caminar hacia su escuela elemental. Cuando llegó la tarde, los vientos azotaron con relámpagos y tormenta.

Su mamá se sintió un poco preocupada de que su hijita se sintiera asustada mientras caminaba desde la escuela de regreso a casa, sintió temor de que la tormenta eléctrica pudiera hacerle algún daño. En ese momento, el rugir de la tormenta y las centellas cortaron el aire como espadas ardientes.

 

 

Muy preocupada, la mamá salió en su carro y manejó en la ruta hacia el colegio de su hija. Por el camino, vio a su hijita que venía solita, y en cada relámpago, la niña paraba, miraba al cielo y sonreía. Los relámpagos continuaban una y otra vez, y la niña paraba, miraba a la luz y sonreía.

 

 

Finalmente, la mamá la llamó al carro y le preguntó:

 

– ¿Qué estás haciendo hija?

 

 

Y la niña le contestó:

 

– Dios me está tomando fotos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s