0

Los conocimientos tradicionales de los chamanes jaguares de Yuruparí

Las estructuras míticas y cosmológicas que componen los conocimientos tradicionales de los chamanes-jaguar de Yuruparí representan la herencia cultural de los muchos grupos étnicos que viven a lo largo del río Pirá Paraná, en el sur-oriente de Colombia, en el departamento de Vaupés.

El “Hee Yaia Keti Oka”, o “conocimiento tradicional de los Jaguares de Yuruparí para el manejo del mundo”, es un sistema de conocimientos sagrados que les fue dado a los antiguos sabios para cuidar el territorio y la vida. Se centra en conocimientos tradicionales orientados al mantenimiento de las relaciones entre los humanos y la naturaleza, y contiene sabiduría milenaria útil para el manejo del territorio, del tiempo y de la vida. Este conjunto de conocimientos constituye toda una cultura que sigue vigente y se manifiesta en ceremonias rituales, conductas sociales y prácticas económicas, ecológicas y cosmogónicas.

Según la sabiduría ancestral, el Pirá Paraná forma el corazón de una gran área llamada “el territorio de los jaguares del Yuruparí”, cuyos lugares sagrados contienen la energía vital espiritual que nutre a todos los seres vivos en el mundo. Los chamanes-jaguar siguen un calendario de ceremonias rituales, en las que están presentes canciones y bailes que acompañan procesos de curación de enfermos, de prevención de enfermedades y de revitalización de la naturaleza.

Los conocimientos tradicionales de los chamanes son heredados de un Dios todopoderoso, el mítico Yuruparí, una anaconda que vive como una persona, y descansa sobre una palmera. Las pautas tradicionales para mantener la salud de las personas y el territorio se transmiten a los hijos varones como parte de su paso a la edad adulta, mientras que los conocimientos tradicionales sobre el cuidado de niños, mujeres embarazadas y preparación de los alimentos se transmiten entre las mujeres.

Anuncios
0

Curacion Shamanica

Nuestra madre Tierra nos proporciona de forma natural todo lo que necesitamos el ser humano para vivir y existir de forma integrada con nuestro entorno natural tal y como lo hacían nuestros antepasados.

Muchas tribus y pueblos indígenas tienen la fortuna de no haber perdido ese conocimiento milenario y disfrutan de los beneficios de las plantas medicinales y curativas que hemos olvidado en el enfermo y aberrante mundo desarrollado.

La psicóloga Megan Shanom se adentra en una aldea de la profundidad de la selva del Perú para estudiar y transmitir el conocimiento chamánico peruano que nos ofrece posibilidades de elevar nuestras habilidades psíquicas abriendo el tercer ojo, adquirir nuevos niveles de sabiduría y desarrollar propiedades curativas reequilibrando nuestro cuerpo energético que desconocemos en nuestro pobremente materialista mundo del desarrollo.