0

Escucha el extraño sonido de una lluvia de estrellas Perseidas

Las Perseidas, la lluvia de estrellas de agosto que el pasado fin de semana tuvo su mayor pico, no solo ha dejado hermosas imágenes, sino que también un rastro sonoro. Un radar de vigilancia espacial de la Fuerza Aérea de EE.UU. en Texas ha podido captar el sonido de la lluvia de meteoros cuando golpeaba la atmósfera de la Tierra. El valor del documento reside, además de en la rareza del sonido -parece una película de alienígenas-, en la extraordinaria oportunidad de escuchar un fenómeno que la mayoría de los observadores cree que, simplemente, se produce en silencio.

La estación de radar del lago Kickapoo forma parte de un programa norteamericano que consiste en detectar, rastrear, catalogar e identificar los objetos artificiales que orbitan la Tierra, como los satélites activos e inactivos, cohetes o restos de basura espacial, según explican en Universe Today. El radar puede detectar objetos de 10 centímetros, a una altura de hasta 30.000 km.

En esta ocasión, las Perseidas aparecieron en su objetivo. Las lágrimas de San Lorenzo, como también se las conoce, son en realidad los restos del cometa Swift-Tuttle, cuya órbita atraviesa la Tierra todos los años a mediados del mes de agosto. Al penetrar en la atmósfera, las partículas de polvo dejadas por el cometa se encienden y se consumen en pocos segundos, dejando su magnífica estela luminosa.

Anuncios
0

Las Perseidas llegan el viernes

La famosa lluvia de estrellas de agosto, llamada Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo, es, probablemente, la más esperada del año por su espectacularidad. La mejor noche para disfrutar del espectáculo será la del 12 al 13 de agosto, la noche del viernes al sábado, cuando se produzca su máximo pico: cien meteoros por hora.

Aunque la actividad será alta, similar a la de años anteriores, aquellos que quieran contemplar este regalo caído de cielo se encontrarán con inconveniente. Según explican desde la Sociedad de Observadores de Meteoros y Cometas de España, este año, la Luna llena saldrá el 13 de agosto, de modo que la luminosidad lunar entorpecerá la observación.

Para tener las mejores opciones, lo más recomendable es situar nuestro lugar de operaciones en un punto alejado de las ciudades, lo más oscuro posible, sin que nos molesten luces artificiales, edificios altos u obstáculos naturales como montañas o árboles que impiden la visión limpia del cielo. El fenómeno se observa a simple vista, sin necesidad de instrumentos ópticos, uno de los motivos que lo hacen tan popular. La máxima actividad se producirá a últimas horas de la madrugada.

 

Los restos de un cometa

Las lágrimas de San Lorenzo, denominadas así por el santo del día, son en realidad los restos del cometa Swift-Tuttle, cuya órbita atraviesa la Tierra todos los años a mediados del mes de agosto. Su otro nombre, el de Perseidas, proviene de la constelación de donde parecen caer, la de Perseo. Al penetrar en la atmósfera, las partículas de polvo dejadas por el cometa se encienden y se consumen en pocos segundos, dejando su magnífica estela luminosa.

Para aquellos que por cualquier razón no puedan ver las Perseidas en directo tienen la opción de seguir su resplandor en alguna de las numerosas webs que retransmitirán el evento astronómico. La NASA realizará una transmisión en directo a partir de las 5.00 de la madrugada (hora española). Los interesados incluso podrán chatear con un equipo de astrónomos del Marshall Space Flight Center.

Consejos de observación :