0

SIEMPRE HAY UN SENDERO DE AMOR

Queridos hermanos: todos bien amados, estamos entrando en un nuevo ciclo de renacer no importa cuán turbias estén las aguas en la orilla, no importa lo que vean o escuchen por favor no permitan que la suciedad toque sus corazones; el mundo necesita más luz, más amor, mas armonía, y más respeto, no combatan la injusticia que otros les efectúan con más injusticia, combatan la injusticia con justicia.

El desamor con amor, la crueldad con misericordia, vean en aquellos que les hacen daño gratuitamente a sus hermanos los más desamparados; son precisamente ellos los que requieren que ustedes con su infinito amor y su infinita bondad les muestren el camino de la verdad.

Y no se sientan mal si muchos de ellos no lo logran ver; mientras ustedes lo vean y respeten el camino del bien poco a poco; el entorno comenzará a trasmutar el mal en bien, solo deben cerrar los ojos al mal, a las injusticias y abrir el corazón a la bondad que un día todas sus acciones de bien serán gratamente recompensadas en perfección divina.

No importa, si la bendita gracia de la recompensa se hace esperar; recuerden amados hermanos; que mientras más tarda un vino en madurar más dulce será su gusto al paladar.

Si han sido víctimas de robos, de traiciones, de vejaciones, no piensen en el hecho: Lo sé; no siempre será fácil olvidar y perdonar pero sean piadosos, recuerden que ustedes mismos antes, en alguna ocasión precedente en esta vida; u en otra han errado su camino antes de encontrar el sendero indicado.

Mientras más turbulentas estén las aguas; que lo estarán, de aquí al 2012.

Se de la transmutación que por destino la tierra debe pasar el camino puede para muchos tornarse pleno de espinas; pero amados hermanos, no las miren, recuerden que mientras más atención pongan ustedes en los obstáculos; más fuertes los harán, porque su pensamiento les dará fuerza cada instante. Cada problema solo miren la paz, solo dirijan su mirada a la luz, y si se sienten fatigados de la raza humana recuerden volcar su amor a otras criaturas; que en el camino de la luz; todos necesitamos de los prójimos, su prójimo son por igual árboles, que flores, personas, que animales.

Siempre hay un sendero de amor que conduce a Dios;

Ustedes deben elegir con su libre albedrío si, su sendero a dios es ayudar a las personas, a los infantes, a los bosques, o a los animales; aquel llamado que su corazón sienta mas vivido es aquel predestinado para ustedes; previamente acordado por ustedes, antes de su nacimiento y recuerden amados; todos en su imperfección que al final; es parte de su perfección divina, de su camino evolutivo, a trasmutar sus desventuras de tiempos lejanos, no se castiguen más, con las yagas del pasado.

Recuerden que nuestro amor es infinito y misericordioso hacia ustedes: por lo tanto del mismo modo debe ser el suyo a hacia ustedes mismos, hacia sus semejantes, el amor es el único conducto real para trasmutar la energía, para cambiar su futuro, para crear la tierra prometida; aquella; que todos en lo más profundo de su ser, de un modo torpe, o un modo elevado sueñan tener:

Ayuden a los débiles a florecer; a los que se sienten superiores concédanles la piedad, porque bien la han de necesitar.

cuando sus problemas no encuentre solución solo llámenos nosotros estaremos siempre para ustedes con infinito amor, con infinito perdón , con infinita fe divina en su optima evolución; recuerden que podemos trasmutar sus problemas resolverlos en perfección divina pero por el mismo amor y respeto que les tenemos no nos es permitido ayudarlos sin que ustedes antes, así lo soliciten, no requerimos que vayan a una iglesia o templo para hablar con nosotros, tampoco de diezmos que solo enriquecen a los avaros, solo requerimos de su infinito amor, su calma, su paz, y su decisión sincera de ser socorridos por nosotros.

Transmitan amor y recibirán más amor transmitan odio y cultivaran más odio: brinden a los otros su paz y la luz más pura de su alma y verán que un glorioso día todo lo que reciban en cambio será la más pura paz y perfección divina.

Amados hermanos tengan fe; que lo mejor está por venir; así es, así sea.

trabajadoresdelaluz.com

1

Los consejos del jardinero (Reflexion)

Un joven de hermosas ideas que solía buscar los consejos del jardinero fue a su cabaña en una noche fría y lluviosa.

Como si hubiera estado esperando su visita, el jardinero le invitó a pasar nada más al abrir la puerta; le ayudó a quitarse el abrigo mojado y le invitó a sentarse frente al fuego del hogar.

Cuando se hubo calentado un poco las manos, el joven le dijo:

Buen amigo, siento una profunda desazón en mi pecho. Desde que dejé de ser niño y comencé a pensar como hombre he venido observando el mundo que me rodea y he encontrado buenas y hermosas cosas entre los hombres y en la naturaleza que me rodea, pero cada vez más he encontrado otras que desgarran mi alma y me entristecen.

He visto que en el mundo hay injusticia y desamor, he visto la desesperanza en los ojos de los pobres y los enfermos, he visto la garra de la avaricia hacer presa en el corazón de los hombres y las brumas del odio nublando la razón entre hermano y hermano.

Y cada vez que veo estas cosas mi corazón confundido llora, y grita mi alma a los cielos buscando la razón de tanta desdicha. Y pienso que me gustaría cambiar este mundo, que todos pudieran vivir en el gozo y la armonía pero … ¿Qué puede hacer un solo hombre ante tanta aflicción y desolación?

El joven calló, ocultando su cara entre las manos.

Tú puedes cambiar el mundo, le dijo el jardinero con una voz suave.

El joven levantó la cabeza y miró al hombre desde sus ojos cansados. ¿Cómo puede cambiar el mundo un solo hombre? preguntó.

Cambiándose a sí mismo, fue la respuesta del jardinero.

No entiendo. Si cambia un solo hombre, ¿cómo puede cambiar la humanidad?

Cada hombre es la humanidad entera, lanzando su reflejo a las ardientes profundidades del cosmos, dijo el jardinero mirando al fuego. Cuando un hombre se sumerge en el océano de la luz, todos los hombres son alcanzados por la bondad de su fulgor.

Sigo sin entender, jardinero, dijo el joven con la inocencia de un niño.

No es necesario que entiendas. El pájaro no entiende los mecanismos del vuelo y, sin embargo, vuela. Está en su naturaleza volar, como está en la naturaleza del hombre alcanzar el amor.

El fuego crepitó con intensidad con la última palabra del jardinero y ambos guardaron silencio durante un momento, extasiados con la danza de las llamas en el hogar.

El joven miró al jardinero y, dudando, volvió a mirar las llamas. Giró su cabeza de nuevo hacia al hombre y por fin se decidió: ¿Y qué debo hacer para cambiarme?

No intentarlo, respondió el jardinero con una sonrisa.

Un gesto de asombro cruzó la cara del joven que abriendo la boca no atinaba a pronunciar palabra.
Si no lo intentas lo conseguirás, continuó el jardinero. Has de desear el cambio en ti, estar abierto a que la transformación tenga lugar en tu interior.

Pero si intentas provocarla comenzará una guerra en tu corazón que te dejará maltrecho y herido. Simplemente abre tu corazón y deja que la transformación tenga lugar cuando la vida lo considere oportuno. Al pájaro nadie le explica cómo debe volar. Al pez nadie le explica cómo debe nadar.

Sencillamente, un día se lanzan al viento y a la marea, y su propia naturaleza hace el resto.Es el amor el que traerá la transformación en tu alma, y con ella vendrá la transformació n del mundo. Y ensimismado en sus pensamiento, el jardinero terminó diciendo en voz muy baja:

!Cuando un hombre alcanza el AMOR, el Universo entero se estremece en su gloria!