0

Las 18 leyes de la hermandad blanca

1. El Universo es pura inteligencia y maestro entre maestros; está regido por Leyes que, incorporadas a nuestra estructura psicológica, nos permitirán alcanzar el éxito y la sabiduría. Esas leyes tienen como finalidad mantener el orden en el caos, el amor en el odio, la sabiduría en la ignorancia, la salud en la enfermedad y la eternidad en el momento transitorio. Hay un único camino que recorrer: aprender a pensar le un modo adecuado.

2. Todo aquello en lo que uno se concentra, tiende a aumentar: si se centra en sus limitaciones, éstas crecerán proporcionalmente a la energía empleada.

3. Toda creencia, una vez establecida, tiende a perpetuarse. La visualización es un recurso esencial para la instalación de las experiencias en el sistema nervioso. Cuando una visualización se realiza bien, al cerebro no le importa saber si aquello ha sucedido en el mundo físico o sólo en la imaginación.

4. Las situaciones de conflicto interior generan una pérdida de energía vital.

5. El Universo es nuestro aliado si sus metas coinciden con las nuestras. la osadía positiva trae consigo algo mágico, sublime y poderoso.

6. Un hecho aislado no puede establecer una tendencia; pero si el hecho se repite, la tendencia puede establecerse. Tener conciencia de ello ayuda a actuar con prudencia.

7. En el Universo hay abundancia para todos y la abundancia es algo a lo que todo el mundo tiene derecho. El hambre y la miseria, sinónimos de carencia, son incongruentes con la naturaleza.

8. El miedo es siempre un problema, el amor es siempre una solución.

9. Sólo se consigue atraer lo que ya se posee, y esto también es válido para el éxito y el amor.

10. El verdadero cambio interior se produce cuando aceptamos a los demás tal como son y a nosotros mismos tal como somos.

11. Los seres humanos tenemos la capacidad de trascender, es decir de superar una situación y comenzar de nuevo a partir de ella.

12. Debemos agradecer aquello que tenemos y nos gusta; el Universo continuará proporcionándonoslo.

13. Todo lo que existe en el Universo físico surgió primero en la mente. El pensamiento es energía y la energía sigue al pensamiento. Los pensamientos generan sentimientos y éstos provocan comportamientos que tienen consecuencias en el mundo físico.

14. El Universo está construido sinérgicamente. Siempre que dos o más cerebros se reúnen con espíritu de cooperación y esfuerzo, comunicándose y dejando fluir la intuición, se manifiesta este fenómeno natural. Necesitamos aprender urgentemente a utilizar la sinergia, es decir, conseguir más con menos esfuerzo.

15. La armonía es la esencia de la existencia. Procure armonizar con todo y con todos en su entorno: con el ritmo del tiempo y con usted mismo.

16. La evolución es la finalidad básica del Universo y los acontecimientos siempre tienen una razón de ser. Lo que nos sucede es por y para nuestro bien (espiritual más que material).

17. El éxito del Universo y el personal son consecuciones indisociables.

18. La sabiduría es el uso inteligente del conocimiento, consciente o inconsciente. Quienes sean capaces de una profunda reflexión interna descubrirán los secretos del Universo.

0

Las cuatro leyes de la espiritualidad

En la India se enseñan las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

La primera dice: “La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice: “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última: “Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegue a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!

Vive Bien, Ama con todo tu Ser y se Inmensamente Feliz!  -Sai Babá

“Si un día tienes que elegir entre el mundo y el amor, Recuerda: Si eliges el mundo quedarás sin amor, pero si eliges el amor, con él conquistarás al mundo”  -Albert Einstein