0

Primer Eclipse del Año

En la mañana del martes 4 de enero se observará en gran parte del mundo un eclipse de sol anular (la luna no llega a tapar la totalidad del sol)

El eclipse será visto por primera vez con la salida del Sol en el norte de Argelia, antes de desplazarse hacia el este y permitir a la mayor parte de Europa observarlo durante la mañana. Mientras tanto en Francia, más de la mitad e incluso las dos terceras partes del disco solar quedarán ocultas por la luna.

También será visible en las ciudades de El Cairo, Jerusalén, Estambul y Teherán, antes de desaparecer. A continuación será visto en Rusia central, Kazajistán, Mongolia y el noroeste de China, donde será posible observarlo a la caída de Sol.

Los eclipses solares se producen cuando la Luna se alinea entre la Tierra y el Sol, lo que significa que el astro queda oculto para los habitantes de nuestro planeta que se encuentran en la sombra de su único satélite.

El Sol es aproximadamente 400 veces más grande que la Luna, pero también está 400 veces más lejos. Por lo tanto, la Luna puede ocultar totalmente al Sol para las personas que se encuentran en la sombra que proyecta sobre la superficie de la Tierra.

Los eclipses totales tienen lugar cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol con los tres astros perfectamente alineados, mientras que son parciales cuando una pequeña parte del disco solar permanece visible, como si hubiese sido mordisqueada.

Finalmente, son anulares cuando el Sol se encuentra más cerca de la Tierra, en enero, y la Luna demasiado lejos para lograr ocultarlo por completo, permitiendo que un anillo de luz solar quede visible en sus contornos.

Cuatro eclipses solares parciales y dos eclipses lunares totales están previstos en 2011, una rara combinación que se producirá sólo seis veces durante el siglo XXI.

El último eclipse total ocurrió el 11 de julio de 2010 y fue observado por miles de personas en la Polinesia Francesa, la Isla de Pascua y el Cono Sur del continente americano.

El próximo eclipse solar total tendrá lugar el 13 de noviembre de 2012 y se podrá ver en Australia, Nueva Zelanda, el Océano Pacífico y América del Sur.

El presidente del Grupo de Trabajo de la Unión Internacional Astronómica sobre Eclipses de Estados Unidos, Jay Pasachoff, ha explicado que “los eclipses parciales no suelen ser útiles a los científicos, aunque el borde de la luna que avanza puede ayudar a los radio astrónomos a identificar las tormentas solares”.

Aquellos que quieran ver el fenómeno, deben tomar las precauciones pertinentes y utilizar gafas especiales porque mirar al sol siempre es peligroso.

Fuente: Radio BioBio y Europapress.

0

Fantásticas imágenes de la Luna

Chang’e 2, lanzada hace un mes hacia nuestro satélite, muestra la superficie lunar en un espectacular vuelo a tan solo quince kilómetros

El pasado octubre, la agencia espacial china (China National Space Administration, CNSA) lanzó al espacio la sonda lunar Chang’e 2, con el objetivo de conocer mejor nuestro satélite natural, que todavía alberga grandes misterios. La nave ha grabado en vídeo sus fases de maniobra, desde el despliegue de sus paneles solares hasta su acceso a la órbita baja lunar. Además, ha obtenido espectaculares imágenes de la superficie de la Luna, en las que se aprecian los cráteres y las irregularidades del suelo selenita. La grabación es tan impresionante que parece que podemos rozar la luna con los dedos.

Mientras que el espacio aguarda a que encontremos una forma más sencilla de llegar a él, y la NASA lucha con los múltiples recortes en su presupuesto, aquellos países que pueden continuar con su propia exploración espacial siguen adelante. Uno de ellos es China, un jugador que ha adquirido una gran relevancia al anunciar una misión lunar tripulada dentro de los próximos quince años.
Un anuncio similar fue hecho por la India, lo que podría abrir las puertas a una nueva “carrera espacial” en el continente asiático, aunque sin el contexto de Guerra Fría existente en la década de los ’60. El programa chino de sondas “Chang’e” busca obtener información muy detallada sobre la superficie lunar, algo que no se limita a imágenes de alta resolución, sino también a su composición química y a la detección de determinados elementos considerados “útiles”. Primero fue lanzada Chang’e 1, en octubre de 2007, y finalizó su misión con un impacto controlado sobre la Luna, tras un año, cuatro meses, y 175 GB de datos transmitidos.
Un alunizaje en 2013
El 1 de octubre pasado, la CNSA lanzó a Chang’e 2, coincidiendo con los festejos del Día Nacional de la República Popular de China, 61 años desde su creación. La misión de Chang’e 2, además de resultar una “versión recargada” de Chang’e 1, es realizar estudios y obtener información aún más detallada para lo que será el “alunizaje suave” de la sonda Chang’e 3, programada para 2013.
La región para el alunizaje sería Sinus Iridum, ubicada a los pies de Montes Jura y considerada parte de la sección noroeste de Mare Imbrium. Sin embargo, Chang’e 2 no sólo se ha limitado a transmitir imágenes de ese lugar, sino que también han aparecido vídeos revelando algunas de sus fases de maniobra. En algunos es posible observar el despliegue de sus paneles solares, y su entrada a la órbita lunar.

En otros vídeos, podemos mirar cómo la sonda dispara su motor principal para reducir su órbita, y finalmente cómo realiza una pasada a alta velocidad sobre Sinus Iridum a solamente quince kilómetros de la superficie. Aunque la duración de su misión será mucho más corta que la de la sonda anterior (estimada en seis meses), si la Chang’e 2 ya pudo proveer imágenes y vídeos de esta clase tras estar poco más de un mes en el espacio, hay razones para esperar con ansias todo lo que pueda transmitir en los meses siguientes.

Texto: ABC

Video:

[Youtube=http://www.youtube.com/watch?v=goQiXoFDExk]

[Youtube=http://www.youtube.com/watch?v=1Vipgo5CZZY]

[Youtube=http://www.youtube.com/watch?v=HcxPiZfJ0e4]