0

Sanando el niño interior

Es bueno tener una buena comunicación con nuestro niño interior.

Hay que liberar al niño, y al adolescente. Si me pasé 20, 30, 50 años sin hablar con el niño, es posible que cueste hablar y que nos responda. Si comienzo ahora, voy a perseverar cada día hasta lograr la comunicación.

Una forma de comenzar a buscar y relacionarnos es buscar fotos de nuestra niñez.

Observarlas e intentar percibir qué sentíamos entonces. Es una forma de hacer contacto. Otra forma útil es hablarle al niño frente al espejo y con el apodo que usábamos en la niñez.
Buscar la figura más fuerte que influyó en mi infancia. Cuando fuimos rígidamente educados tenemos reacciones propias de esa educación.

Por ejemplo: soy perfeccionista, no me permito equivocarme y sufro mucho cuando lo hago. También exijo ese comportamiento de los demás. Es importante reconocer esos comportamientos y cambiarlos.

Un buen ejercicio es trabajar con dos fibrones, uno en cada mano.

Hago preguntas y escribo las respuestas espontáneamente, sin pensar, con la otra mano.

¿Fuiste bienvenido al nacer? ¿Fuiste aceptado? ¿Te amaron? ¿Te esperaron?
(Hacemos estas preguntas dirigiéndonos a nuestro niño interno)

Lo que escribo produce una emoción, sale algo de adentro que tiene una fuerza emocionante. Eso limpia.

Este ejercicio también es bueno para resolver conflictos actuales.

Con una mano dibujo la situación, y con la otra escribo las respuestas.

Fuente: Clases de Metafísica.

Anuncios
2

Estamos despertando

Nuestra conciencia universal está despertando y miles de personas alrededor del mundo empiezan a sentir lo que tú y yo sentimos. Algunos no aceptan este sentimiento de que algo grande está pasando, pero pueden notarlo. “Las coincidencias”, la descarga de emociones y energía, esas habilidades que uno niega y cada día se hacen más fuertes…

Muchos no entienden lo que sucede porque han sido cegados por el materialismo y oscuros intereses que habitan también en nuestro mundo.

Toda mi vida me he sentido infeliz, vacía, diferente, rara… como que no soy de este mundo… me faltan las ganas de vivir y muchas veces sinceramente he pensado que nada tiene sentido. No tengo ganas de hacer lo que la mayoría de la gente hace, en verdad no lo disfruto. Por momentos no quiero absolutamente nada, soy una persona sedentaria que solo quiere estar sola, sin ruidos, sin problemas… etc.

Por todo lloro debo confesar y no es raro que en las madrugadas me levante y camine por mi casa entre lágrimas… lágrimas porque algo se me atora en la garganta, en el pecho, en el corazón…

La explicación humana a este mal es la tan popular DEPRESION.

Estoy un poco aburrida de que me digan que tengo que ir a un psicólogo y es que en realidad ya los he visitado… no quiero expresar la frustración que he sentido de escuchar a una persona hablarme cosas sin una pizca de sentido, de que debo mejorar aspectos de mi conducta y hacer ejercicios tontos para sentirme viva…

Perdón querido Psicólogo, pero usted no entiende nada de mí y ya me harte de que quiera enseñarme a comportarme como una oveja del rebaño. Yo no quiero más densidad sobre mi cuerpo… yo quiero ser libre.  Tanto lastre solo ha pegado más mis pies al centro de esta tierra,  la tierra que el ego está consumiendo.

Si le soy franca… para esta enfermedad que azota mi alma no es suficiente aceptar mis problemas del pasado, ni test de inteligencia… y si me refiere a un Psiquiatra pierde su tiempo, para este dolor no existe medicina en tabletas.

Yo quiero razones reales… explíqueme con su corazón y  alma que es lo que me pasa.  Su lenguaje científico…sus explicaciones hormonales… GUARDESELAS.

Desde mi niñez he sentido una voraz inclinación por los temas sobrenaturales porque me dan ese algo que la religión jamás ha podido darme… llamémoslo  emoción, pasión, comprensión, entendimiento.

La espiritualidad… la metafísica… lo estigmatizado… me llena.

¿Te has preguntado porque estas ciencias están prohibidas? ¿Has alguna vez leído la historia del cristianismo de otra fuente… apartándote de la historia que ellos cuentan e incluso están empezando a cambiar? Seguro que no, porque eso es pecado… y por eso podrías irte al infierno, por pisotear, por ofender, contradecir, burlarte y usar el nombre de Dios en vano. (Nadie hace lo anterior, pero ellos te culpan como si lo hicieras, porque es la manera de manipularte y llenarte de miedo, el peor cáncer de la humanidad)

¿Y quién es Dios para los Cristianos? Bueno… es el ser superior que ellos hacen bueno y malo a su conveniencia. Un Dios que ellos colerizan… que lo convierten en una entidad vengativa y justiciera… ¡NO! DIOS ES AMOR… ¿qué parte de AMOR no quedo clara? ¿Condenarías a tu propio hijo? ¡NO!

Perdón si te estoy aburriendo con mis palabras querido lector, no es mi intención, solo quiero que sepas que no estás solo, que un día pensé que era la única que experimenta todos estos sentimientos, que piensa en estas cosas e que incluso aveces siente cierta clase de enojo por la estrechez de mente en los humanos… pero no es así, con los años he conocido cientos de personas que han vivido exactamente lo mismo que yo ¿Lo has vivido tú?

Si aún no lo has sentido o vivido, por algún motivo llegaste hasta mi blog y aun continuas leyendo mis palabras… es importante que sepas:

Tú también eres un ser de luz, un guerrero del amor… la única fuerza y el único motivo de nuestra existencia… abre tu mente, cierra los ojos, respira despacio y siéntelo.

La verdad no está en los libros sino en tu interior. -AD

Video: